jueves, 4 de febrero de 2010

El Vino Tinto aumenta el deseo sexual



La búsqueda de las sustancias afrodisíacas ha sido una constante a través de la historia de la humanidad, los ejemplos de los afrodisíacos más extraños pueden leerse en el artículo: "Los afrodisíacos más bizarros de la historia".

Ahora una nueva teoría de investigadores italianos de la Universidad de Florencia ve la luz. Estos afirman que los niveles de deseo sexual son mayores en las mujeres que son bebedoras moderadas de vino, pero no todo tipo de elixires alcohólicos producen este efecto sino solamente el vino tinto.

Estos expertos aseguran que los compuestos químicos del vino tinto aumentan el flujo sanguíneo en las zonas claves del cuerpo por lo cual mejora el funcionamiento sexual y la libido.

Esta investigación es la primera de su tipo y participaron un total de 800 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 50 años. Ninguna de las féminas participantes había presentado anteriormente problemas de salud sexual.

Inmediatamente se conformaron tres grupos: en el primero se agruparon las féminas que consumían uno o dos vasos diarios de vino tinto, un segundo grupo formado por aquellas que consumían menos de un vaso de vino u otra sustancia alcohólica y un tercer grupo donde se reunieron las mujeres que eran abstemias. Las mujeres que bebían más de dos vasos al día fueron excluidas del estudio con el propósito de eliminar los posibles efectos contaminantes de la embriaguez.

Todas las participantes completaron el cuestionario: Índice de la función Sexual Femenina (FSFI), que consta de 19 preguntas que arrojan resultados entre los 2 y los 36 puntos. Mientras mayor es la puntuación, esta indica un mejor funcionamiento sexual.

El primer grupo de mujeres (bebedoras de vino tinto) mostraron un promedio de 27.3 puntos, las mujeres no bebedoras mostraron una media de 24.4 puntos mientras que el segundo grupo (menos amantes de las bebidas alcohólicas) mostraron una media de 25.9.

Los investigadores realzan la importancia de estos resultados añadiendo que las mujeres del primer grupo tenían más edad que el resto de las féminas que participaron en el experimento por lo cual, se desecharía la hipótesis de que el aumento de la edad disminuye la libido; o al menos no sucede así si se bebe vino tinto.

El por qué el vino tinto produce estos efectos no está perfectamente dilucidado. Una teoría propuesta por estos investigadores nos avanza que los antioxidantes presentes en esta bebida tienen un efecto beneficioso sobre las paredes de los vasos sanguíneos ya que los ensancha y esto aumenta el flujo de la sangre hacia las más diversas partes del cuerpo.

No obstante, no quisiera presentar estos resultados como concluyentes. La relación entre pequeñas dosis de alcohol y libido varía según las hábitos de cada país, podría decir sin temor a equivocarme que cada cultura posee sus propios afrodisíacos. Por ejemplo, en las culturas latinoamericanas este mismo efecto se le achaca a la ingesta diaria de un vaso pequeño de ron.
 
En Italia, lugar donde he vivido, por lo cual mi experiencia viene del tiempo compartido con sus habitantes, la ingesta de vino es una costumbre muy arraigada y prácticamente no hay cena donde falte este licor aunque, el nivel de alcohol que contiene es muy bajo. Así, el alcohol al cual hace referencia la investigación realmente es ínfimo si se compara con los niveles de alcohol que se consume en España o en varios países latinoamericanos. ¿Cuestión de cultura o efecto real? Los mismos investigadores aconsejan tomar con cautela estos resultados inicales aunque de seguro esta una pregunta que se responderá con el tiempo.
 
Fuente:
Mondaini, M. et. Al. (2009) Regular Moderate Intake of Red Wine Is Linked to a Better Women's Sexual Health. Journal of Sexual Medicine; 6(10): 2772 - 2777.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/01/el-vino-tinto-aumenta-el-deseo-sexual.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada