lunes, 15 de febrero de 2010

Como manejar la pérdida de tu trabajo

En tiempos de crisis económicas como las que vivimos, siempre es mejor estar precavidos y saber como reaccionar ante cada situación propia de estos tiempos. Aquí te ilustramos los siete pasos a seguir para manejar una situación muy adversa: la pérdida de tu trabajo.

Te despidieron: malas noticias, por no decir terribles. Pero si sabes como manejar la situación podrás llevar este mal momento de una mejor forma.

1. Negocia una buena indemnización. Muchas compañías suelen pagar un buen monto cuando dejan sin trabajo a sus empleados. Si tienes la posibilidad infórmate con ex compañeros tuyos para saber cuanto recibieron y como negociaron. Asegúrate de tener a mano todas las herramientas posibles para cerrar un buen trato que te permita no preocuparte por el dinero al menos por un tiempo.

2. Deja una buena impresión para que den buenas referencias de ti. Puede que ellos hayan decidido que no sigas trabajando en su compañía, pero si eres un dedicado trabajador seguramente estarán dispuestos a dar buenas referencias de ti cuando emprendas una nueva búsqueda de trabajo. Por eso, lo mejor es que si pierdes tu empleo mantengas una buena relación con tus, ahora, ex jefes.

3. Vete con clase. La vida no siempre es justa, pero no por eso tienes que bajar la cabeza. Vete con la frente bien alta, de ese modo ellos sabrán que clase de empleado es el que acaban de despedir. Esto puede dejarte abiertas algunas puertas para el futuro.

4. Busca beneficios de desempleo. No es tiempo de hacernos los orgullosos. Algunas compañías cuentan con seguro de desempleo. Si ellos deciden dejarte sin trabajo, de seguro puedes tramitar alguna forma de asegurarte algún porcentaje de tu sueldo como ingreso.

5. Tomate un tiempo fuera. Aprovecha para descansar un poco antes de volver a buscar trabajo. En una situación como esta lo mejor es reponer energías, enfriar la cabeza y volver al 100% para emprender un nuevo camino.

6. Renuévate. Es momento de actualizar tu curriculum y emprender una nueva búsqueda. En entrevistas de trabajo no menciones que has sido despedido de tu anterior trabajo, a menos que ellos pregunten y, si es el caso, deja en claro que se debió a una reducción de personal o a que cerraron el área donde te desempañabas.

7. Aprovecha este tiempo para mejorarte. Es una buena oportunidad para seguir creciendo y de ese modo incrementar las posibilidades de conseguir un nuevo trabajo: capacítate con nuevos estudios y verás que tendrás una marca distintiva en relación a tus otros competidores por un puesto.

Sigue estos consejos y verás que podrás hacer menos crítica una situación tan adversa como la pérdida de tu trabajo.

Fuente:  askmen

Related posts:

  1. Compañera de trabajo
  2. Relaciones en el trabajo


Fuente: http://blogellos.com/como-manejar-la-perdida-de-tu-trabajo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada