lunes, 22 de febrero de 2010

Tratamiento de la Eyaculacion Precoz


La Eyaculación Precoz es un trastorno que afecta a un número considerable de hombres en todo el mundo por lo cual no es de extrañar que existan los más variados tratamientos para combatirla. Entonces... ¿cuál escoger? ¿cuál es la opción idónea?
No son pocos los hombres que me escriben realizándome estas preguntas. Así, ahora echaremos un vistazo a los principales tratamientos que hoy se aplican para combatir la Eyaculación Precoz.

Tratamientos farmacológicos

Históricamente se ha tratado la Eyaculación Precoz como un trastorno meramente psicológico. No obstante, con los nuevos descubrimientos que muestran a la luz sus aspectos neurofisiológicos y su determinación genética, se han desarrollado las más diversas terapias farmacológicas.

Los antidepresivos o cualquier otro inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS) pueden ayudar. Algunos de los más usuales y útiles son: Sertralina (Zoloft), Paroxetina (Paxil) y la Fluoxetina (Prozac). También se ha utilizado el Sildenafil (Viagra) y otros inhibidores de PDE5, que combinados provocan mejores resultados. La razón de tal eficacia puede deberse a que el Sildenafil mejora la erección (firmeza y duración) mientras que un inhibidor de PDE5 produce la inhibición de la eyaculación regulando los receptores envueltos en los tiempos de latencia.

No obstante, debo aclarar que no se ha establecido aún un tratamiento médico óptimo para eliminar la Eyaculación Precoz. En la mayoría de los casos una única dosis farmacológica antes de la relación sexual puede funcionar aunque en otros hombres puede ser necesario lograr un nivel en sangre del fármaco a través de el uso diario de la medicación. Obviamente, si la dosis única tiene éxito, la terapia es más simple y tiene menos efectos adversos asociados. Por lo tanto, esta puede ser la mejor terapia inicial aunque luego la dosis puede aumentarse en etapas progresivas hasta lograr un efecto terapéutico adecuado o hasta que la máxima dosis diaria recomendada es alcanzada.

Al igual que con el tratamiento para la depresión, si una persona ha sido medicado durante 6 semanas con la dosis máxima sin experimentar ninguna mejora, la probabilidad de que una terapia más prolongada con otro fármaco tenga éxito es bastante remota.

Si bien es cierto que los medicamentos actuales no sirven para eliminar de raíz la Eyaculación Precoz, algunos profesionales pueden recomendar su uso en ciertos casos. No obstante, como psicóloga al fin y al cabo, prefiero las terapias conductuales que propicien que el hombre desarrolle mecanismos que le ayuden a entrenar su control sobre la eyaculación y no abandonarse meramente a un medicamento que en la mayoría de los casos puede provocar efectos adversos por su uso continuado como la disminución del deseo y la activación sexual.

Reducción de la sensibilidad del pene

Una de las teorías sobre la Eyaculación Precoz afirma que se debe a una hipersensibilidad del glande por lo cual no es de extrañar que también se utilicen cremas anestésicas o aerosoles locales para aplicar directamente sobre el pene y disminuir así las sensaciones de estimulación. Por supuesto, la disminución de la sensibilidad en el pene retrasa su excitabilidad y por lo tanto demora la eyaculación.

Estas pomadas suelen aplicarse, normalmente, entre 30 o 45 minutos antes de la relación sexual. Con ello el pene queda, por decirlo de alguna forma, bajo los efectos de una anestesia relativa.

Debo especificar que esta clase de remedio puede ser muy eficaz en los primeros momentos pues resulta un remedio muy "fácil" y rápido pero siempre será una solución provisional y, desde luego, no elimina de raíz la problemática. Así, suele ser muy común encontrar hombres que pasan de una crema a otra, de un producto a otro, intentando buscar la "cura" definitiva para su problema eyaculatorio.

Técnicas conductuales y psicológicas

Probablemente estas técnicas sean las que cuentan con una mayor eficacia en el ámbito de la Eyaculación Precoz ya que se utilizan desde hace más de medio siglo.

Las técnicas psicológicas para eliminar la Eyaculación Precoz son muy variadas y dependen en esencia de la formación del psicólogo y del problema de base que presente cada caso pues mientras que algunos hombres solo muestran dificultades en el control fisiológico de la eyaculación otros presentan una serie de miedos y una historia de fracasos sexuales que hacen que la terapia sea más extensa y dirigida a los diversos aspectos de su personalidad.

No obstante, existen algunas técnicas que son bastante comunes, la mayoría son técnicas conductuales que son relativamente fáciles de seguir y que presentan resultados a corto y mediano plazo.

Así, se utiliza la hipnosis, las Técnicas de Relajación para disminuir la ansiedad o la Desensibilización Sistemática para intentar disminuir el fuerte impacto de los estímulos eróticos. También se emplea la Focalización Sensorial así como el Entrenamiento para compartir fantasías o la Planificación de expectativas.

Por supuesto, no podrían faltar las Técnicas para mejorar la comunicación en pareja y aquellas enfocadas en aumentar la autoestima y la autoconfianza del hombre.

¿Cuál es el mejor tratamiento?

Es difícil hablar de un tratamiento "superior", sobre todo porque la eficacia depende de las causas de la Eyaculación Precoz del hombre. En los hombres que padecen de Eyaculación Precoz primaria suele ser más efectivo la combinación de la terapia farmacológica y psicológica mientras que en aquellos con Eyaculación Precoz secundaria suelen mejorar rápidamente con el tratamiento psicológico.

Debo recalcar que no existen hasta el momento, o al menos yo no los he hallado, estudios científicos realmente serios donde se evalúe la eficacia de las terapias farmacológicas y psicológicas o su utilización conjunta.

Particularmente considero que acercarse a los factores psicológicos que pueden estar en la base de la Eyaculación Precoz siempre es productivo, sobre todo porque además de lograr una erección más permanente también aprendemos a liberar nuestro erotismo.

Un tratamiento autoaplicable para controlar el reflejo eyaculatorio puede hallarse en el manual: Eyaculación Precoz: 12 ejercicios para combatirla.


Fuentes:
Waldinger, M. D. (2007) Premature ejaculation. Drugs; 67(4): 547.
Montague, D.K. et Al. (2004) AUA guideline on the pharmacologic management of premature ejaculation. Journal of Urology; 172(1): 290-294.
1. Labrador, F. J. & Crespo, M. (2001) Tratamientos psicológicos eficaces para las disfunciones sexuales. Psicothema; 13(3): 428-441.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/01/tratamiento-de-la-eyaculacion-precoz.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada