domingo, 15 de septiembre de 2013

BUENOS DÍAS A TOD@S!!!


Por fin vierneeeessss!!!!
Hoy es un buen día para disfrutar de tu pareja... 


Y si no tienes, sigue siendo un día ideal para salir en busca de ella!!! 
Haz planes, lánzate y vive la vida!!! 



Ni el trabajo, ni el amor, irán a buscarte a casa.
¡Sal a la calle y... Siente, vive y ama!  La noche trae sorpresas...  ;)


Lourdes A.S
Todos los derechos reservados
loula29@gmail.com
Consultas: personales y de pareja.



Fuente: http://lossecretosdelulu.blogspot.com/2013/09/buenos-dias-tods.html

Asesoramiento sexual

Muchas personas tienen dudas sobre el ámbito sexual y no son expresadas por miedo a ser expuestos a burla y risas de los demás.

El asesoramiento sexual personalizado es la mejor opción. Visitas a domicilio, personalizadas y de pareja.



Ponte en contacto conmigo para más información a través de: 
- Un mensaje privado por Facebook.
- E-Mail : loula29@gmail.com
- Móvil: 648213302

Te aconsejaré, sobre como superar:
- Inseguridades varias... 
- Miedo a la penetración o vaginismo.
-Traumas pasados, causados por una relación anterior a la actual.
- Mejorar la vida sexual, para no caer o salir del aburrimiento y de la monotonía.



Y sobre todo aquello que necesites...
Los casos más complejos deberán de ser tratados por especialistas (ginecólogos, urólogos, psiquiatras, psicólogos o médicos).
Lourdes A.S
Todos los derechos reservados.

Fuente: http://lossecretosdelulu.blogspot.com/2013/09/asesoramiento-sexual.html

Bolas anales o tailandesas

                      Placer anal




Las bolas anales o tailandesas, son consideradas como el juguete erótico perfecto, para estimular el ano (constituido por el músculo esfínter exterior e interior) zona altamente sensitiva, a causa de la cantidad de terminaciones nerviosas que allí se encuentran. 

Dichas bolas, se presentan en una tira de esferas de menor a mayor tamaño. 
La penetración anal debe hacerse despacio, suavemente y sobre todo cubriendo las primeras esferas con una generosa capa de lubricante. 

El juguete se moverá de adentro-afuera sucesivamente, provocando un placer y una excitación tan intensa que puede desembocar en un delicioso orgasmo.

El placer es similar tanto en hombres como en mujeres. Nos diferencia de ellos, la próstata. 

¿Cómo estimular la próstata?
Una vez esté el juguete en el interior del ano (el recto). Se moverá como hemos descrito anteriormente, pero, sólo durante unas cuatro o cinco veces. Luego, permanecerá dentro sin estimular dicha zona. 
Pasaréis a otro tipo de estimulación: penetración vagina-pene (chica y chico) pene-ano (chico y chico) Masturbación, felación... Dependiendo de la orientación sexual de cada uno.
Pero, el ano invadido por el juguete no se tocará. 
Una vez la persona que está siendo "sometida" a este juego, llegue al orgasmo... es en ese mismo instante, cuando cuidadosamente se extraerán las bolas anales o tailandesas. 
De camino a la salida, cada una de ellas rozará y presionará la próstata. Potenciando así el placer que conducirá hacía a un orgasmo apoteósico. 




Lourdes A.S
Todos los derechos reservados

Precio del producto: 10?
Entrega a domicilio.


Fuente: http://lossecretosdelulu.blogspot.com/2013/09/bolas-anales-o-tailandesas.html

domingo, 8 de septiembre de 2013

El erotómano

                
                      El erotómano
La vida secreta de Henry Spencer Ashbee de la Gibson.

Bibliófilo, conocido por poseer una de las más extensas colecciones de Cervantes y literatura erótica. 



 Leer es ideal para cultivar nuestra mente, abrir nuestra imaginación y perdernos en la vida de los personajes. Sobre todo ayuda a enriquecer nuestro vocabulario.
Pero la lectura es más que todo esto, ya, que exprime de nosotros emociones, sentimientos y deseos olvidados e incluso ocultos.

La lectura erótica consigue que la libido vuelva a exhibirse saliendo así de su escondite y dejando atrás una existencia oculta y negada al placer sexual.

Lourdes A.S
Todos los derechos reservados.
Síguenos en Facebook!!!

Fuente: http://lossecretosdelulu.blogspot.com/2013/09/el-erotomano-vida-secreta-de-henry.html