lunes, 1 de marzo de 2010

Arte erótica: Estimular los senos femeninos


Los senos, inmensa fuente de placer femenino que no siempre es explotada al máximo. Aunque la mayoría de los hombres puede sucumbir ante el encanto de unos senos, lo cierto es que son unos pocos aquellos que saben estimularlos adecuadamente para provocar una dosis de placer razonable. ¿Por qué? Generalmente porque los senos son un área extremadamente sensible que demanda cierta delicadeza y otra dosis de arte para estimularlos.

Hay un número considerable de mujeres que pueden llegar rápidamente al orgasmo si en el momento de la penetración se estimulan sus senos y, por supuesto, podríamos decir que es una zona erótica de no perderse en el momento de los juegos presexuales.

Pero... ¿cómo estimularlos?

Existen formas muy variadas de brindar placer aunque no hay una técnica absoluta que complazca a todas las féminas; aún así, podemos comentar algunos tips que son preferidos por una mayoría:

- Inicia la estimulación con movimientos acariciantes o masajeantes muy suaves y en ambos senos a la vez. Sentir el pecho masculino rozando los senos también suele ser muy excitante para la mayoría de las mujeres aunque desgraciadamente muy pocos hombres lo conocen.

- Masajear en círculos la aureola. Una técnica muy eficaz y estimulante pero que no por antigua es bien conocida o aplicada.

- Besar y mordisquear pero sin ir directamente a los pezones. No hay prisas. Además, debe tenerse en cuenta que algunas féminas tienen cierta hipersensibilidad por lo cual una estimulación muy fuerte podría resultar dolorosa. Igualmente, en los días anteriores y durante la menstruación, los pezones pueden convertirse en una zona altamente sensible por lo que el más mínimo contacto puede resultar bastante molesto. Humedecer (que no mojar) los pezones puede ayudar a que se muestren más receptivos ante la estimulación.

- Una vez que los pezones comienzan a brindar las señales de excitación, puedes mordisquearlos o pellizcarlos ligeramente. Hay algunas mujeres a las cuales les apetece particularmente este tipo de estimulación cuando están cercanas al orgasmo mientras que otras prefieren movimientos masajeantes más fuertes en todo el seno.

Como en la mayoría de las prácticas y juegos sexuales, lo esencial es conocer a la pareja y ser capaces de mostrar francamente que nos resulta apetecible y que no. No obstante, para aquellos que aún no hayan captado el cómo estimular los senos femeninos, les resumo cinco cosas que la mayoría de las féminas detesta:

1. Las caricias sin pasión. Si acaricias sus senos solo porque a ella le provoca placer y saltas precipitadamente de una estimulación a la otra o simplemente te pasas 15 minutos acariciando de la misma manera ¡aburrida y rutinaria!, entonces... olvídate de tener un buen sexo. Es preferible ahorrar una caricia que brindarla sin ganas.

2. La estimulación al margen de sus deseos. Si te gustan mucho sus senos y te concentras demasiado en ellos probablemente termines olvidando el placer femenino. En ocasiones los hombres acarician los senos con demasiada rudeza y no atienden a las quejas femeninas que los invitan a detenerse. Crasso error.

3. Estimular solo un seno a la vez. En ocasiones el hombre pasa a la penetración olvidando totalmente la estimulación de ambos senos. Normalmente la mujer siente una sensación de incompletitud. Mientras jugueteas con tu lengua en un seno puedes utilizar la mano para estimular el otro. No hay necesidad de ser parcos en el prodigar caricias.

4. La estimulación oral cual si fueras un niño pequeño. Besar y lamer los senos está bien y resulta excitante pero al cabo de un rato si no se varía la forma de estimular puede resultar verdaderamente molesto. Recuerda que muchas mujeres prefieren el jugueteo erótico con la lengua.

5. Realizar algún comentario negativo acerca de los senos. Los comentarios, si verdaderamente valen la pena, déjalos para después.

Como punto final quisiera recordar que todos los senos, independientemente de sus tamaños o formas, son igualmente receptibles al placer pero también son igualmente sensibles ante la presión inadecuada. Ir más allá del escote femenino no es solo un placer sino también un arte.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/02/arte-erotica-estimular-los-senos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada