jueves, 24 de junio de 2010

Siete lugares diferentes para tener sexo


La habitación y la cama no son el único espacio donde pueden transcurrir las relaciones sexuales. De hecho, puede llegar un momento en el cual el mismo ambiente provoque cierto hastío. Entonces es momento de buscar otros lugares donde el elemento sorpresa y cambio faciliten un sexo diferente.

Aquí van siete sitios que pueden resultar sugerentes para aquellos que deseen cambiar su rutina sexual:

1. El baño de un bar, una discoteca, un restaurante... en fin, cualquier baño es apto excepto el baño de nuestra propia casa. Los baños de los bares o discotecas particularmente son ideales porque entre la música alta y el desorden las personas no se percatan demasiado de qué hacen las demás; así, podremos pasar fácilmente desapercibidos pero si alguien prefiere añadirle un toque de condimento extra, siempre tiene a su disposición los baños de restaurantes, sitios más tranquilos donde el factor ?ser descubierto? puede encender las pasiones. De hecho actualmente hay un restaurante en ?? cuyos baños están especialmente preparados para tener sexo. La dueña ha pensado que ya que los clientes lo hacen, ¿por qué no facilitarles el camino?

2. El auto. Probablemente ésta sea la fantasía de muchas personas y? ¿por qué no cumplirla? Al fin y al cabo, cuando la lluvia azota los cristales la opacidad que provoca no deja mucho espacio a los curiosos, además de que ninguno tendrá muchos deseos de acercarse. Así, aparcar durante unos minutos podrá brindarle al viaje un sentido totalmente diferente. Los más arriesgados pueden escoger alguna calle a oscuras de la ciudad en la noche. En fin? los sitios y momentos quedan a la creatividad individual.

3. La piscina. Tener sexo en una piscina puede ser un momento altamente erótico. El agua ayuda a asumir posturas acrobáticas y aumenta la lubricación facilitándole a ambos orgasmos más intensos. No obstante, vale aclarar que esta práctica está restringida a las parejas estables que puedan tener sexo sin preservativo ya que éste y el agua no hacen una buena mezcla.

4. La playa. Quizás éste sea un sitio que más de uno ha experimentado y es que el mar cuando cae la tarde o en la noche puede convertirse en una experiencia única si le añadimos un toque de sexo. Ya sea acoplados con el vaivén de las olas que permite adoptar posiciones nunca antes probadas o en la arena, lo cierto es que esta puede convertirse en una de las experiencias más eróticas al aire libre. Playas tranquilas y relativamente desérticas se sobran.

5. El bosque. Siguiendo con el sexo al aire libre, en muchas ocasiones basta perderse un poco al interno de los caminos del bosque para encontrar un poco de privacidad siempre matizada por ese pequeño temor a ser descubiertos. Ya sea con una manta preparada para la ocasión o tomando la tierra como colchón, lo importante es disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

6. El autobús, el metro, el tren? en resumen, cualquier medio de transporte público es adecuado siempre que sea de noche y esté relativamente vacío. Los asientos altos de muchos de estos medios de transporte y la oscuridad de la noche pueden facilitar cierta privacidad aunque quizás algunos solo se atrevan a llegar a la masturbación en pareja o el sexo oral. De una u otra forma, será una experiencia inolvidable.

7. Las escaleras o el ascensor. ¿Vives en el último piso de un edificio? Quizás trabajas en un sitio donde el último piso es el clásico espacio amplio que no se utiliza y nadie sube. Entonces puedes probar a desatar todo tu deseo al resguardo de la soledad de las alturas pero experimentando siempre la sensación de peligro.

Por supuesto, la lista de posibles lugares para tener sexo no se ha agotado, lo más importante es escoger aquel donde se sientan más cómodos ambos miembros de la pareja pues vale aclarar que hay personas que no logran concentrarse en la relación sexual a menos que tengan la privacidad garantizada. Y ustedes, ¿pueden sumar otros sitios a esta lista? ;-)

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/06/siete-lugares-diferentes-para-tener.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada