jueves, 3 de junio de 2010

¿Por qué somos polígamos?


Una curiosa investigación desarrollada en la Universidad de Iowa halló que en Chicago un tercio de las relaciones de pareja no son exclusivas. Uno de cada diez hombres y mujeres reportaron que tanto ellos mismos como sus compañeros tienen sexo con otras personas. De seguro esta realidad no es exclusiva de los EUA sino que se extiende a otras tantas culturas.

Los ?amigos con beneficios?, el sexo con desconocidos y las parejas múltiples son prácticas relativamente comunes, según arrojó la encuesta realizada a 783 personas heterosexuales de edades comprendidas entre los 18 y los 60 años. A los participantes se les pidió que reflejaran con cuántas personas habían mantenido sexo durante su última relación de pareja.

Los resultados asombraron a los investigadores: el 17% de los hombres y el 5% de las mujeres reconocieron que habían mantenido relaciones sexuales con otras personas mientras tenían una relación de pareja relativamente estable. Pero? echemos un vistazo más de cerca de las estadísticas: el 17% de las mujeres y el 6% de los hombres afirmaron que habían sido fieles pero sus parejas no mientras que el 12% de las mujeres y el 10% de los hombres afirmaron que ni ellos ni su pareja habían sido monógamos durante la relación.

¿Qué factores provocaban la poligamia?

1. Salir con amigos complacientes: cuando las mujeres mantenían relaciones con amigos, las posibilidades de ser polígamas aumentaban en un 44% mientras que en el caso de los hombres en un 25%.

2. Salir con conocidos: cuando las mujeres salían con personas a las que conocían poco, la posibilidad de ser polígamas aumentaba en un 30% mientras que en el caso de los hombres se acrecentaba hasta un 43%.

Otra relación curiosa emergió: las personas que mantenían buenas relaciones con los padres de la pareja mostraban una mayor tendencia a la monogamia. Los investigadores explican esta correlación estadística afirmando que, cuando se establecen fuertes conexiones familiares, las personas tienden a cuidar más su relación de pareja y por lo tanto evitan los riesgos que implica sostener otra relación. Por supuesto, también podría pensarse que normalmente cuando se establecen lazos familiares es porque la relación de pareja es suficientemente sólida y por ende, tiende a la monogamia.

Otro factor que podría incitar a un comportamiento polígamo es el tiempo de relación previa al acto sexual. Tanto las mujeres como los hombres, cuando iban a la cama saltando la fase previa del cortejo, solían comprometerse menos en la relación de pareja y asumir comportamientos polígamos. Aunque ésta no es una regla que se cumple al 100%, lo cierto es que tener un conocimiento relativamente profundo sobre la persona crea un lazo emocional más fuerte, nos hace sentir más involucrados en la nueva relación y por consiguiente seremos menos propensos a la poligamia.

Por supuesto, los investigadores afirman que estos datos son meras estadísticas y que se necesitan estudios posteriores más profundos para ahondar en las causas potenciales de estas correlaciones.


Fuente:
Paik, A. (2010) The Contexts of Sexual Involvement And Concurrent Sexual Partnerships. Perspectives on Sexual and Reproductive Health; 42 (1): 33-42.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/06/por-que-somos-poligamos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada