domingo, 20 de junio de 2010

Momentos calientes... consecuencia de un verano caluroso.

El verano nos pisa los talones, aunque no lo parezca, pero cuando nos demos cuenta estaremos cubiertos de calor.

Llegan las ansiadas vacaciones, largas tardes de verano, noches calurosas?pasión, deseo, locura de placer. Dejamos florecer nuestro lado más salvaje, el más natural y damos cobertura a las sensaciones y a la necesidad de sentir el calor del cuerpo de nuestra pareja, desnudo, palpitante, caliente?

Adorna ese momento con morbo e imaginación, convence a tu chica para que pose sólo para ti, dile que te sorprenda que aparezca con diferentes prendas, pero pequeñas muy pequeñas, un desfile de su ropa íntima solo para ti.

Acabado el desfile ella se convertirá en tu lienzo, sobre el que dibujaras con tal excitación que lo que intentas reproducir con tus manos jamás se acercará a la realidad, el momento es tan caliente, tu pulsación está tan acelerada que sólo harás aquello que el momento te permita hacer, arte abstracto-sexual personalizado. Inmortaliza tu obra con una simple fotografía, antes de que esta sea destruida por su propio artista, jamás un artista destruyó algo suyo con tanto placer y menos aún proporcionando placer a dicha obra, tan bella y apetecible como la tuya.

Grandes placeres para pequeños momentos.

Os deseo un divertido y caluroso verano para tod@s.

Lourdes.



Fuente: http://lossecretosdelulu.blogspot.com/2010/06/momentos-calientes-consecuencia-de-un.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada