jueves, 24 de marzo de 2011

Tipos de parejas: Una mirada a las relaciones


Aunque todo intento de enclaustrar las relaciones bajo ciertas etiquetas puede ser coercitivo de las potencialidades de la pareja; lo cierto es que en algunas ocasiones las etiquetas son útiles para percatarnos de qué nos está sucediendo. Tal es el caso de los diferentes tipos de parejas.

En la historia de nuestras relaciones amorosas generalmente se observa al inicio una etapa de dominación egoísta, mientras que con el paso del tiempo la relación va adquiriendo una mayor madurez y se consagra al bienestar de ambos amantes. Sin embargo, independientemente de éstas circunstancias todas las parejas no se manifiestan de igual manera, algunas se destacan por la dominación del hombre y otras por la proyección fusionada de los dos miembros. En fin, dependen del tipo de relación que establezcan ambos.

En este sentido, Tordjman y algunos autores psicoanalistas han determinado varias tipologías de relaciones de pareja amorosas partiendo del vínculo relacional establecido por cada pareja. Así, podríamos decir que los tipos de parejas son:

- Pareja madre-hijo: Esta pareja se conforma por un hombre con necesidades de protección y dependencia infantiles y una mujer dominante y madura. En este tipo de relación el hombre busca a una mujer dominante que lo proteja y lo oriente como ?una madre? y en frecuentes ocasiones se presentan manifestaciones inhibitorias en el hombre como la eyaculación precoz o la impotencia. Generalmente en la base de este tipo de pareja se halla el Síndrome de Peter Pan en lo que se refiere al hombre y el Síndrome de Wendy, en lo referente a la mujer.

- Pareja niña-padre: Ésta es una relación no simétrica donde el hombre asume el carácter de ?padre? que protege, orienta y satisface los caprichos de la mujer tal y como si fuera una niña. En ésta pareja la mujer idealiza la figura paterna estableciendo una ambivalencia de sentimientos de ternura y agresividad.

- Pareja hombre oblativo-mujer captativa: En este tipo de pareja el hombre asume un papel protector y se empeña en satisfacer los caprichos de la mujer, quien mantiene una actitud dominante y fuerte. Este tipo de amor resulta, generalmente, bastante resistente a la ruptura por lo que una vez iniciada la relación suele durar mucho tiempo.

- Pareja amo-sirviente: Éste vínculo se caracteriza por la dedicación exclusiva de la mujer al hombre imponente y dominante. Por tal razón, la mujer asume un papel servil y pacífico, llegando a desempeñar actitudes sadomasoquistas en el área sexual, así como también la simulación del orgasmo.

- Pareja siamesa: Este tipo de pareja se identifica por la relación inseparable de los dos amantes, quienes comparten todo, no se atreven a expresar sus diferencias ni a desarrollar proyectos autónomos. Desde la perspectiva sexual son mutuamente monogámicos y fieles, sin manifestar sentimientos de celos o desconfianza.

- Pareja de polos opuestos: Esta pareja se conforma de amantes con gustos e intereses opuestos que cultivan en la relación el desacuerdo y los conflictos. En cuanto a las relaciones sexuales suelen ser escasas debido precisamente a las diferencias sexuales que presentan, por lo que la infidelidad sexual resulta muy frecuente ante el intento de evitar la invasión a la intimidad del otro amante y el miedo al contacto y a la fusión de la pareja.

- Pareja de ?enemigos?: En esta relación abunda la desconfianza entre los amantes, por lo que no se logra una adecuada comunicación, centrándose ésta generalmente en disputas, conflictos y reproches. Sin embargo, a pesar de la gran desconfianza en este tipo de relación prima casi siempre la unión monogámica con relaciones sexuales deficientes debido a las fantasías de intenciones negativas y daño físico del otro amante.

- Pareja fría: Ésta relación se sustenta en la distancia que mantienen los amantes, y no se refiere necesariamente a la distancia física, si no a la distancia espiritual y psicológica que aísla a cada amante encerrándolo en sí mismo. Éste tipo de pareja se limita exclusivamente a la supervivencia de la relación y se caracteriza además por mantener relaciones sexuales escasas y mecánicas debido al temor al contacto físico y a la intimidad corporal.

- Pareja infiel: Ésta relación surge a partir de amantes dependientes que expresan una aparente autonomía entre ellos. Manifiestan un gran temor a ser devorados por la relación por lo cual sostienen fantasías con una tercera persona (ya sea idealizada o actuada) que le imprime seguridad con su pareja recobrando de esta forma su identidad.

De esta manera, lo que muchas veces pensamos que son comportamientos pasajeros en cada una de nuestras relaciones amorosas podrían estar determinando el futuro de la pareja. No obstante, debe aclararse que más allá de estas tipologías un tanto patologizadas también existen parejas que, aunque no estén ajenas a los conflictos, asumen una posición madura donde cada persona se ayuda a crecer, comparten intereses comunes pero a la misma vez desarrollan otras motivaciones al externo de la pareja. Hablando en términos etiquetantes sería una relación de pareja madura donde cada persona expresa sus sentimientos y se preocupa por su crecimiento personal y por el desarrollo del otro.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/03/tipos-de-parejas-una-mirada-las.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada