viernes, 11 de marzo de 2011

Splosh = Excitación + Suciedad


Existen muchas formas de expresar la sexualidad y de excitarse. Cuando las formas de conseguir la excitación se apartan de las normas sociales (de lo que se considera normal porque la mayoría lo hace), entonces hablamos de las parafilias. Si la excitación se logra a partir de un objeto en particular, nos referimos al fetichismo.

En este caso uno de los fetiches menos comunes es el Splosh, que indica que las personas se excitan cuando utilizan la comida con fines eróticos para embadurnarse el cuerpo, ya estén vestidos o desnudos. Como puede presuponerse, generalmente se prefieren las sustancias pegajosas como la miel, la crema o el chocolate si bien también existen personas que van más allá para jugar con los spaghetti.

Vale aclarar que el vocablo splosh es inglés y representa el sonido de un pastel al caer. El nombre en sí surgió en el 1989 cuando Bill Shipton lo introdujo en una revista erótica y fetichista inglesa que incluso lo tomó como título y lo asoció a las personas que sentían placer con la práctica de embarrarse sus cuerpos.

En sus inicios este término sólo se utilizaba para designar a aquellas personas que se embarraban con comida pero con el paso del tiempo se ha extendido para englobar también a los que prefieren usar el barro, la pintura o cualquier otro tipo de sustancia que no sea comestible pero que no incluya el orine o las heces (porque en este caso estaríamos hablando de urofilia o coprofilia).

Obviamente, los juegos sexuales donde de vez en cuando se utiliza algún que otro alimento para añadirle un toque de sensualidad a la relación de pareja no entran dentro del Splosh, ya que en esta práctica la excitación deviene del acto de embadurnar o ser embadurnado.

En la actualidad con el desarrollo de Internet, las personas que practican el sploshing se comunican más fácilmente por lo que esta práctica se ha extendido, sobre todo en Inglaterra y los Estados Unidos. Así, existen fiestas a tema: las sploshing party, donde las personas se reúnen para embadurnarse de alimentos o cualquier otro tipo de sustancia pegajosa, con altas probabilidades de terminar en sexo o en orgía.


No obstante, realmente me pregunto si el Splosh puede considerarse como un fetiche o si no será una simple moda pasajera a la cual se apuntan muchas personas que desean darle un vuelco a su vida sexual probando nuevas sensaciones.

Una página web particularmente interesantes donde pueden verse las imágenes de las personas que son aficionadas al Splosh, leer algunas de sus vivencias e incluso descargar videos es: Splosh.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/03/splosh-excitacion-suciedad.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada