jueves, 3 de marzo de 2011

El orgasmo femenino: Mitos y realidades


La funcionalidad de la mujer durante el sexo es un tema muy polémico, incluso en nuestros días, y es que siempre se ha visto empañado por las creencias sociales y los estereotipos machistas de nuestra sociedad.

?La mujer resulta más lenta que el hombre para alcanzar el orgasmo?, es una afirmación que muy comúnmente escuchamos, incluso entre nosotras mismas. Sin embargo, algunos sexólogos refieren que la mujer no es lenta, sino por el contrario, que los hombres lo hacen con demasiada premura, quizás por el miedo a perder la erección o por simple aprendizaje social. En este sentido, un estudio argentino corroboró que el 42 % de las mujeres alcanzaban el orgasmo antes que el hombre, refiriéndose que durante la masturbación femenina, las mujeres lograban el orgasmo en 4 o 5 minutos.

De cualquier manera, debemos comprender que la estimulación sexual de la mujer resulta mucho más complicada que en el hombre, por lo que muchos especialistas recomiendan a la mujer no angustiarse con la velocidad sexual pensando en la fatiga o el trabajo que le ocasionan al hombre, sino por el contrario enfocarse en el acto del placer sexual y obviar el orgasmo como un objetivo esencial.

Otra creencia instaurada entre las mujeres resulta el hecho de creer que ?el único orgasmo legítimamente alcanzado es a través del sexo vaginal?. Esta idea ha sido ya desmentida por estudios estadísticos e investigaciones de laboratorio donde se ha demostrado que el orgasmo alcanzado por estimulación manual u oral del clítoris, así como el orgasmo anal resultan igualmente normales y satisfactorios para la mujer.

En este sentido, los sexólogos manifiestan que cualquier vía para alcanzar el orgasmo resulta válida y normal, siempre y cuando no atente contra la salud física o psicológica de la mujer. Por lo cual, resulta válido no limitarse a los ideales excepcionales de perfección sexual, abriéndose a nuevas maneras de placer sexual que pueden ser tan o más placenteras que las tradicionales.

Por otra parte, muchas mujeres consideran que ?el orgasmo debe ser simultáneo y que el no tenerlo o tener varios puede ser un grave problema sin solución?. Esta idea ha sido instaurada esencialmente por el ideal machista que establece que las mujeres buenas en la cama deben tener un orgasmo simultáneo, pero ¿y si no es así?

La preocupación por alcanzar el orgasmo al mismo tiempo del hombre es algo que atormenta a muchas mujeres, condicionándolas a que abandonen el placer del sexo y dando lugar en ocasiones a trastornos en la respuesta sexual. Sin embargo, los estudios en este sentido indican que la falta de ocurrencia en la simultaneidad del orgasmo suele ser normal, siendo muy común en gran parte de las mujeres y que aunque resulta sumamente satisfactoria no debe proponerse como una meta a cumplir.

Vale aclarar que las creencias sobre la normalidad o no del orgasmo único o múltiple son falsas, pues esto depende en gran medida del temperamento y el estado fisiológico de cada mujer, lo que condiciona a su vez, el grado de satisfacción de su deseo sexual. Por su parte, se conoce que aunque resultan excepcionales las mujeres anorgásmicas, esto no determina la normalidad o no de su respuesta sexual, pues generalmente ésta situación es temporal, propiciada por agentes psicológicos y puede resolverse con información o terapia sexual, sin que conlleve a problemas mayores.

En fin, que en cuestiones de sexo aunque creamos que lo sabemos todo, aún tenemos muchos tabúes que superar y probablemente el orgasmo femenino se lleve una de las peores partes en la construcción social de la sexualidad.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/02/el-orgasmo-femenino-mitos-y-realidades.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada