viernes, 16 de septiembre de 2011

Métodos para evitar la eyaculación precoz


La eyaculación precoz es una problemática que afecta a millones de hombres en todo el mundo, sin importar su edad o condición social. No obstante, el hecho de que sea una dificultad muy difusa no indica que el hombre sufre menos por ella ya que la misma desencadena fuertes sentimientos de frustración. Afortunadamente, la mayoría de los casos de eyaculación precoz no tienen causas orgánicas sino psicológicas y, por ende, el tratamiento es muy sencillo.

Contradictoriamente, la principal barrera para eliminar la eyaculación precoz son los mismos hombres que se avergüenzan de este problema y no solicitan ayuda especializada. De esta forma, recurren a métodos para evitar la eyaculación precoz que no tienen ninguna base científica y que al final, cuando se descubre su inutilidad, terminan causando aún más desesperanza. Dentro de estos trucos populares que pueden tener efectos nefastos se encuentra la creencia de que beber alcohol o pensar en otra cosa puede retrasar la eyaculación cuando realmente este tipo de ?soluciones? puede incluso provocar un problema añadido: la disfunción eréctil.

En la actualidad los métodos para evitar la eyaculación precoz son muy variados y van desde el consumo de píldoras hasta la reducción de la sensibilidad del pene ya sea con un gel anestesiante o mediante la cirugía. Sin embargo, estos tratamientos son paliativos que no erradican el problema de raíz y, en el caso de los medicamentos, solo crean una dependencia. Por eso, cuando un hombre sufre de eyaculación precoz, primero debería probar los métodos para evitar la eyaculación precoz de carácter psicológico ya que estos permiten obtener un verdadero control sobre el reflejo eyaculatorio.

A continuación refiero dos métodos para evitar la eyaculación precoz que se caracterizan por su eficacia y por ser relativamente sencillos:

1. Parada-arranque: Esta técnica demanda que el hombre se masturbe con el objetivo de detectar las señales inminentes de la eyaculación. En este momento detiene la estimulación, se relaja y vuelve a comenzar una vez más. De esta forma se podrán reconocer las señales que indican la eyaculación y, durante el acto sexual, el hombre podrá detener los movimientos de penetración cuando las detecte.

Eso sí, para practicar esta técnica en pareja primero se recomienda que la pareja se coloque encima, posteriormente de lado y finalmente el hombre adopta la posición superior ya que de esta forma la excitación se va aumentando gradualmente. También se recomienda en las primeras fases la penetración sin movimientos ya que de esta manera el hombre se va acostumbrando a las sensaciones placenteras de la penetración.

2. Compresión: Esta técnica es una variante de la anterior pero es mucho más efectiva aunque a algunos les puede resultar más dirsruptora. Cuando el hombre reconoce los signos que adelantan la eyaculación, aprieta el pene a la altura del surco MIano-prepucial durante unos 3 o 4 segundos (con el pulgar aplicado sobre el freno y los dedos índice y medio abajo del reborde del glande).

La presión debe ser fuerte pero no dolorosa. Pasado el deseo de eyacular es normal que se pierda del 20 al 30% de la erección pero esta se recuperará fácilmente. Después de 15 a 90 segundos se puede reiniciar la estimulación. Esta técnica se puede repetir entre 4 o 5 veces y la presión sobre el pene la puede hacer la mujer.

Estos métodos para evitar la eyaculación precoz son aún más eficaces si se combinan con una respiración profunda.

Puedes profundizar más sobre cómo eliminar la eyaculación precoz con estos 12 ejercicios para combatirla.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/09/metodos-para-evitar-la-eyaculacion.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada