jueves, 29 de septiembre de 2011

La circuncisión: ¿Delito o forma para prevenir enfermedades?


Recientemente, en San Francisco se han recogido las firmas necesarias para convocar un referéndum que le permitirá a los ciudadanos votar sobre la legalidad de la circuncisión. La pregunta es: ¿se considera un delito la circuncisión, cortar, cortar o mutilar la piel, el prepucio, testículos o el pene de una persona que no ha cumplido los 18 años de edad?.

De hecho, las ideas acerca de la circuncisión son muy variadas: algunos la práctican por motivos religiosos (judíos y musulmanes), otros la consideran como una especie de vacuna contra el SIDA y por último se encuentran quienes la consideran una mutilación, como el caso de la ablación del clítoris en las mujeres.

Pues bien, el año pasado la Asociación Médica de Holanda aclaró su punto de vista médico sobre la circuncisión afirmando que no es necesaria y que es una práctica que va en contra de los derechos de los niños.

La situación es bien diversa en Swaziland,, donde el rey ha recomendado recientemente esta práctica con el objetivo de que las personas quedasen ?vacunadas? contra el SIDA y así detener su propagación. Obviamente, no existen datos científicos que apoyen esta recomendación en el sentido de que la circuncisión no actúa como una vacuna contra el SIDA.

No obstante, algunos resultados curiosos emergieron en el primer estudio exhaustivo realizado sobre la circuncisión que comprendió un total de 110.000 varones adultos y que fue realizado en Sudáfrica. Después de un seguimiento de más de tres años se evidenció una marcada reducción (> 60%) de la propagación del VIH / SIDA entre los hombres adultos circuncidados.

En la actualidad la Organización Mundial de la Salud sostiene que la circuncisión reduce el riesgo de infecciones por VIH adquiridas a través de relaciones heterosexuales y que es completamente segura cuando es practicada por profesionales debidamente capacitados.

Otros estudios también sostienen que la circuncisión, además de reducir la infección por VIH y otras enfermedades de transmisión sexual, reduce el riesgo de cáncer de pene en los adultos y el cáncer de cuello uterino en las mujeres que tienen sexo con los hombres circuncidados. No obstante, se aclara que verdaderamente el cáncer de pene está considerado como una enfermedad rara y de escasa incidencia.

No obstante, se debe puntualizar que estos estudios se han realizado en países no occidentales donde la higiene de los genitales puede ser menos escrupulosa y en los que no utiliza habitualmente el preservativo. Por tanto, muchos especialistas afirman que estos resultados no pueden ser extrapolados a la sociedad occidental.

Como puede apreciarse los beneficios y riesgos de la circuncisión aún están en debate, pero mientras tanto quizás lo más oportuno es ceñirse a las indicaciones de la Asociación Médica Británica que afirma que la evidencia sobre los beneficios de la circuncisión no terapéutica (es decir, preventiva) es todavía insuficiente para incitar a la gente de circuncidar a sus hijos: la elección debe ser tomada por el individuo adulto.


Fuente:
Dillner, L. (2011, Julio) Guide to circumcision. En: The Guardian.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/09/la-circuncision-delito-o-forma-para.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada