viernes, 9 de septiembre de 2011

Efectos adversos de los medicamentos para la Eyaculación Precoz


En el mercado online existe una inmensa cantidad de medicamentos para la eyaculación precoz. En muchas ocasiones los hombres simplemente escuchan hablar de un nuevo producto y deciden consumirlo con la secreta esperanza de que este alivie su problemática. Sin embargo, es vital preocuparse por los efectos adversos de estos medicamentos.

En primer lugar, debe conocerse que las personas con enfermedades físicas como la insuficiencia hepática, la insuficiencia renal grave, la epilepsia y las enfermedades cardíacas no deberían tomar este tipo de medicación o ingerir solo las dosis recomendadas por un especialista después de haberse sometido a un examen de salud. Por otra parte, como algunos de los medicamentos para la eyaculación precoz son fundamentalmente antidepresivos, tampoco los deberían consumir las personas que han presentado antecedentes de manía, trastorno bipolar o esquizofrenia.

También se debe tener en cuenta que estos medicamentos suelen interactuar con otros fármacos potenciando o minimizando su efecto. Esto se conoce con el nombre de farmacocinética (la velocidad del paso del medicamento por el cuerpo) de otros medicamentos y significa que un medicamento puede durar menos tiempo en el cuerpo sin brindar la acción que se espera de él o, al contrario, provocar una reacción más rápida pero menos prolongada. Normalmente los medicamentos para la eyaculación precoz interactúan con los antinflamatorios no esteroideos y los anticoagulantes.

Dentro de los efectos adversos de los medicamentos para la eyaculación precoz pueden mencionarse:

- Más frecuentes: Mareos, vértigo, dolor de cabeza y náuseas.

                           Diarreas, vómitos y dolor abdominal.

- Menos frecuentes: síncope, alteración de la presión sanguínea, temblores y visión borrosa.

- Poco frecuentes: depresión, nerviosismo, anorgasmia, agotamiento, irritabilidad e insomnio.

Finalmente, se debe puntualizar que lo más correcto es no iniciar ningún tratamiento en los siete días posteriores después de haber interrumpido el medicamento para la eyaculación precoz ya que así le damos tiempo a nuestro organismo de eliminarlo totalmente.

Obviamente, como psicóloga al fin y al cabo, considero que antes de echar mano a los medicamentos la primera opción es intentar controlar de manera natural esta problemática. El libro: Eyaculación Precoz: 12 ejercicios para combatirla podría ser de ayuda.

Más información específica sobre los medicamentos para la eyaculación precoz puede encontrarse en los artículos: Dapoxetina, Paroxetina y Cronadyn.


Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/09/efectos-adversos-de-los-medicamentos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada