jueves, 8 de abril de 2010

Las mujeres multiorgásmicas: ¿Qué las diferencia?


En la década de los años '50 Alfred Kinsey desarrolló su estudio más famoso sobre la sexualidad; entonces tan sólo un 14% de las mujeres eran multiorgásmicas. En la década del '70 el número había aumentado a un discreto 16%. En la actualidad las cifras varían, se mueven desde un 15% hasta un 25%; sin lugar a dudas mucho menos de lo que cabría esperar. Pero... ¿qué diferencia a las mujeres multiorgásmicas de aquellas que no lo son?

- Autoplacer: la mayoría de las mujeres multiorgásmicas practican el autoerotismo y no tienen dificultades para brindarse placer a sí mismas. También es muy usual que hayan tenido orgasmos desde edades muy tempranas lo cual puede ser interpretado en dos sentidos: 1. que su apetito sexual sea más intenso e innato o que, 2. hayan crecido en un ambiente más abierto a la exploración sexual por lo que se sienten más desinhibidas para expresar su sexualidad y sus deseos aceptando su cuerpo y sus impulsos.

Ya sea una causa o la otra, lo cierto es que no podemos regresar en el tiempo y cambiar nuestro pasado, solo tenemos el presente y podemos aprovecharlo para eliminar todas esas concepciones erróneas sobre la sexualidad y comenzar a buscar el placer en nuestras experiencias sexuales. Ser capaz de brindarse placer a sí misma sin ningún tipo de remordimiento o fronteras es una manera de liberarse, explorarse, conocerse y acercarse a los orgasmos múltiples.

- Puntos placenteros: las mujeres multiorgásmicas tienden a explorar más su sexualidad, ya sea a través del autoerotismo o de la relación de pareja. Conocen a la perfección las zonas de su cuerpo que les hacen vibrar y los tipos de estimulaciones que más le satisfacen. Los orgasmos múltiples no siempre ocurren al azar sino que la mayoría de ellos provienen de una decisión consciente, de una estimulación sexual específica que produce grandes cuotas de placer por lo cual es imprescindible autoconocerse.

- Estimulación física y mental: las mujeres multiorgásmicas tienden a combinar la fantasía con la realidad; saben mezclar a la perfección la estimulación que ofrecen los sentidos y la estimulación conseguida a través de la mente. Generalmente las mujeres con orgasmos múltiples no van simplemente a la cama sino que preparan y recrean mentalmente el encuentro sexual que tendrá lugar. Durante el día son capaces de autoerotizarse y aumentar su libido a través de la fantasía de forma tal que cuando llega el encuentro sexual su deseo sexual puede ser el doble del que se experimenta en circunstancias "normales". También es frecuente que consuman filmes y literatura erótica o porno.

- Apertura a las experiencias: usualmente las mujeres multiorgásmicas no se niegan a vivir una nueva experiencia sexual y apuestan por descubrir cada día nuevas formas del placer esforzándose por incluir diversas formas de estimulación. No es un secreto para nadie que la novedad provoca excitación y aumenta nuestro deseo sexual; existen cientos de pequeñas formas posibles para incluir la novedad en nuestras relaciones sexuales (desde la práctica de una nueva postura hasta la utilización de un juguete o asumir un lugar diferente al habitual para practicar el sexo). Las mujeres multiorgásmicas conocen la importancia del cambio y la novedad y no se cierran a las nuevas experiencias.

- Aceptación de sí mismas: muchas de las mujeres que experimentan varios orgasmos no solo se excitan ante el cuerpo masculino sino que también experimentan gozo al ver su propio cuerpo. Esto indica una aceptación de sí mismas, de su físico y de su sexualidad. La autoaceptación es el motor impulsor que está en la base y las mueve a ser proactivas en la búsqueda de su satisfacción sexual.

- Proactividad sexual: las mujeres multiorgásmicas son capaces de pedir lo que desean y probablemente ésta sea una característica esencial en el momento de la relación sexual en pareja. Como ya he dicho en otras ocasiones, no podemos esperar que nuestro amante sea capaz de adivinar qué nos apetece en cada momento y de qué forma, por lo cual un poco de ayuda es imprescindible para llegar al orgasmo. Además, usualmente las mujeres multiorgásmicas no solo se centran en recibir placer sino que también son pródigas en el dar pues el propio acto de la estimulación a su pareja les provoca un inmenso placer.

¿Conclusiones? La capacidad multiorgásmica es algo que todas las mujeres podemos desarrollar pero implica una disposición mental y física sustentada en la aceptación del sí mismo y de su sexualidad. Los orgasmos múltiples vienen de la mano de la desinhibición, el conocimiento del propio cuerpo y la decisión consciente de asumir las relaciones sexuales de una manera desprejuiciada.


Fuente:
Chia, M. et. Al. (2000) La pareja multiorgásmica. Madrid: Neoperson.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/04/las-mujeres-multiorgasmicas-que-las.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada