jueves, 6 de mayo de 2010

Sexo: ¿a oscuras o con luz?


Sin lugar a dudas esta es una pregunta que en algún que otro momento todos nos hemos hecho. Ya sabemos que en cuestión de sexualidad la variedad de preferencias es grande por lo cual es bastante difícil brindar una respuesta rotunda.

Hay personas que solo pueden practicar sexo si se encuentran en la oscuridad total mientras que otras no logran excitarse si no tienen luz suficiente. ¿Por qué sucede esto?

Realizando un análisis muy a grosso modo podemos entrever que muchas personas que han crecido en ambientes represivos de la sexualidad o que son tímidos prefieren la oscuridad para mantener relaciones sexuales ya que la misma favorece la desinhibición y con esto pueden disfrutar de un coito mucho más placentero. Otras personas simplemente se sienten incómodas con su físico o con el de su pareja por lo cual prefieren suplir con la imaginación las consabidas lagunas que deja la oscuridad. Sin embargo, no todos los gatos son pardos, algunos amantes prefieren la oscuridad para explotar al máximo otros sentidos como el tacto, el olfato o la audición. En fin, que la oscuridad también trae consigo una buena dosis de morbo y algunos disfrutan de estas sensaciones de forma más intensa.

En el extremo opuesto se encuentran personas que afirman que no pueden excitarse si no se ven a sí mismos y a su pareja. Sin lugar a dudas la vista resulta un sentido esencial para aquellos que prefieren dejar menos a la imaginación y explotar al máximo el cuadro que están vivenciando. Sacando conclusiones apresuradas podríamos decir que estas personas se sienten más a gusto consigo mismas y que son sexualmente más libres; sin embargo, ¿realmente es así? En algunas ocasiones las personas que dependen de la vista como sentido por excelencia para excitarse se pierden buena parte de los placeres que provienen de las caricias o las palabras.

Entonces... ¿qué hacer? Como ya he dicho en otras ocasiones, en cuestión de sexualidad lo mejor es aquello que haga sentir más cómodo a ambos miembros de la pareja y les produzca un placer mayor, siempre que ésta sea una decisión sustentada en un conocimiento profundo de sí mismo y de sus preferencias. Aunque por fortuna en cuestiones de sexualidad la mayoría de las veces no es necesario elegir sino que opción más inteligente para luchar contra del tedio sexual es combinar las luces y las sombras en relación con el momento y el estado de humor de ambos miembros de la pareja.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/05/sexo-oscuras-o-con-luz.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada