viernes, 14 de mayo de 2010

Seducción a golpe de gafas


Seducir no es tarea fácil; sin embargo, en algunas ocasiones nuestros accesorios seducen por nosotros. En tiempos remotos los abanicos eran el accesorio por excelencia para flirtear, incluso existía todo un código (más o menos conocido por mujeres y hombres) donde cada movimiento del abanico era un mensaje concreto enviado al otro. Hoy no contamos con los abanicos pero en su lugar han venido a rescatarnos las gafas. Aquellos que no usan gafas graduadas tienen a su disposición las siempre chic gafas de sol.

¿Quién no sabe que una mirada por encima de las gafas es signo inequívoco de interés? Si deslizamos un poco las gafas con la mano y las mantenemos en esa posición, a mitad de los ojos y mirando por encima de ellas, entonces cabrán pocas dudas, somos el centro del interés de la otra persona y ésta desea poner al descubierto sus intenciones sin ningún tipo de rodeos. Al contrario, si los ojos se mueven a través de las gafas esto puede denotar un interés menor o quizás implica que la persona es más reservada y cohibida en mostrar sus intenciones. Algunas personas durante el flirteo tienden a mordisquear sus gafas tomándolas inconscientemente como un objeto sustitutivo de sus deseos eróticos. Y los significados continúan...

Sin embargo, lo más curioso es que llevar gafas de sol puede hacernos sentir más confiados y parecer más atractivos para el sexo opuesto. O al menos así lo afirma Glenn Wilson, profesor de la Universidad de Londres.

Lo cierto es que el sentido del anonimato que viene de la mano de las gafas de sol hace que nuestra confianza en el ámbito sexual aumente de manera superlativa. Wilson también sostiene que las personas que usan gafas suelen hacer cosas que, de no llevarlas, jamás se atreverían a realizar como la práctica del topless, el nudismo o acercarse a una persona que les resulta atractiva.

Resulta interesante el hecho que los hombres y las mujeres que participaron en la investigación encontraron las gafas igualmente atractivas en el sexo opuesto pero le brindaron significados diversos. Las mujeres afirmaban que los hombres con gafas son más atractivos porque muestran una imagen más siniestra y misteriosa. Al contrario, los hombres se sentían atraídos por las féminas con gafas ya que la posibilidad de no mantener el contacto visual les permite centrarse en el cuerpo femenino y dejar volar sus fantasías.

En resumen, sea por una razón o la otra, las gafas no solo protegen contra las radicaciones solares y actúan como una barrera contra el viento sino que se convierten en un complemento esencial para expresarnos, llamar la atención del sexo opuesto y quizás seducirlo. Unas estupendas gafas de sol que se adecuen a nuestro rostro y que combinen con la ropa que hemos seleccionado para la ocasión se convertirán en un imán para muchas miradas.

No obstante, debemos tener en cuenta que la elección inadecuada de las gafas de sol puede provocar efectos totalmente inversos; probablemente por esa razón Multiópticas, una de las empresas líderes en el mercado español, nos presenta en su sitio web un curioso programa denominado "recomendador" donde podemos subir nuestra propia foto y probarle las gafas; así, contaremos con todo el detenimiento del mundo para valorar cómo nos sientan las diferentes opciones que ponen a nuestra disposición.

También vale aclarar que, de las gafas que existen en el mercado español, 1 de cada 3 no supera los controles sanitarios mínimos exigidos. Este tipo de gafas puede provocar lesiones oculares por lo cual es recomendable comprarlas en sitios como Multiópticas, donde se cumplen los controles de calidad.

Fuente:

(1999, Junio) Sunglasses ?boost sexual self-confidence?. En: BBC News

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/05/seduccion-golpe-de-gafas.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada