viernes, 21 de octubre de 2011

Sexo después de un infarto



Un infarto sin lugar a dudas marca un antes y un después en la vida de la persona que lo sufre. Sin embargo, una buena parte de estas personas logra combatir sus miedos y retomar su vida normalmente.

Aunque siempre se habla de las precauciones en el ámbito de la alimentación y el estilo de vida, la sexualidad es una de las grandes olvidadas pero es un área sumamente delicada para las personas que han tenido un infarto. Entonces sobrevienen muchísimas dudas: ¿cuándo retomar la vida sexual? ¿Me hará daño el sexo?

Según estudios realizados en personas infartadas, entre un 38 y un 78% experimenta una afectación en su vida sexual, sobre todo disminuyendo el número de relaciones sexuales. Esto se puede deber a problemas de salud pero en muchos casos sienta sus bases en el miedo del paciente al sexo y la percepción de que este será dañino para su salud.

En los hombres predomina la disfunción eréctil y en la mujer la frigidez pero ambos tienen un factor común: la falta de deseo sexual. Según las estadísticas, después de un infarto, a las mujeres les resulta más difícil recuperarse en el ámbito del sexo.

No obstante, vale aclarar que el miedo no es solo de la persona infartada sino también de su pareja. De esta forma se crea un círculo vicioso del cual es muy difícil salir, sobre todo si ambos tienen vergüenza a preguntarle detalles a su médico, que es la persona más capacitada para indicarles cuando pueden retomar las relaciones sexuales.


¿Cuándo retomar la vida sexual?

En realidad la actividad sexual es positiva para el corazón ya que es un ejercicio físico que equivale a subir dos o tres pisos de escalera y normalmente no afecta la salud de las personas infartadas (a no ser que a la actividad sexual se sumen otros factores estresantes como la infidelidad, por ejemplo).

Para decidir cuándo se pueden reanudar las relaciones sexuales, se somete a la persona a una prueba de esfuerzo y, a menos que aparezcan datos negativos, normalmente al mes después del infarto se puede volver a mantener sexo. Eso sí, casi siempre se recomienda mantener una vida sexual con una pareja estable de forma que exista un equilibrio psicológico y no hayan factores estresantes añadidos al sexo.

Se afirma que el 90% de las personas con problemas del corazón pueden retomar su vida sexual e incluso pueden consumir píldoras como Cialis y Viagra (siempre con supervisión médica). Así, normalmente el principal problema para retomar las relaciones sexuales después de un infarto no se encuentra en las condiciones de salud sino en el temor a sufrir un nuevo evento. En estos casos la ayuda psicológica especializada puede ser invaluable.


Fuente:
Böhm, M. et. Al. (2007) Sexual function, satisfaction, and association of erectile dysfunction with cardiovascular disease and risk factors in cardiovascular high-risk patients. American Heart Journal; 154(1): 94-101.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/10/sexo-despues-de-un-infarto.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada