jueves, 27 de octubre de 2011

Hombres y mujeres besan de forma diferente



El beso es un fenómeno casi intrínseco a todas las sociedades y épocas; de hecho, se conoce que esta forma de manifestar el cariño o el amor existe en el 90% de las culturas actuales. Sin embargo, las formas de besar adquieren diversas modalidades según las costumbres locales. Y es que un beso transmite sensaciones muy diversas y adquiere múltiples significados y funciones; algunas de las cuales permanecen ocultas a nuestra conciencia.

Por ejemplo, sabes ¿por qué besamos?

Las razones son múltiples:

- El beso actúa como un dispositivo de valoración del compañero. Besar es un proceso investigativo que nos permite estar cerca del otro y así podemos sentir su olor y gusto.

- Besar induce al establecimiento de la relación. El beso muchas veces es utilizado como un gesto de reconciliación y aproximación. De hecho, la cantidad de besos entre las parejas es directamente proporcional con la satisfacción que se experimenta en la relación.

- Besar aumenta la excitación sexual y la receptividad. El beso es utilizado como una estrategia de seducción por ambos sexos, disminuyendo las reticencias en la pareja.

En relación con estas funciones esenciales un equipo de investigadores se ha preguntado: ¿existen diferencias en las formas de besar entre los hombres y las mujeres? Los resultados a los que han arribado son sorprendentes.

En el estudio tomaron parte un total de 1041 estudiantes de las universidades de Albany y New York. A continuación aparecen las conclusiones:

1. Las mujeres ponen gran énfasis en el beso para hacer la valoración de su compañero. Valoran altamente su aliento así como la habilidad para besar de estos, si son malos ?besadores? resultan menos atractivos. ¿En qué detalle se fijan para tomar la decisión de besar? En el aspecto de los dientes. Por otra parte, las mujeres no desean tener una relación sexual si antes no han besado a su compañero. Los hombres, por su parte, son menos discriminativos en el decidir a quién besar; el detalle que más los induce al beso es la forma del cuerpo de la compañera. En contraposición con las féminas, suelen aceptar una mala ?besadora? como pareja sexual. Por su parte, los hombres creen que un beso es ?bueno? cuando la compañera les permite iniciar un contacto con la lengua.

¿Por qué sucede esto? Las razones pueden ser múltiples pero aquellas que se centran en el análisis de la bio-química corporal, nos explican que las mujeres tienen más capacidad olfativa y gustativa que los hombres, pues tienen más sensores químicos que se activan aún más durante el proceso menstrual.

Como los hombres poseen menos sensores químicos, necesitan un mayor intercambio de saliva por lo cual prefieren los besos mojados, con la boca muy abierta y la utilización de la lengua.

2. Las mujeres suelen comprender el beso como la muestra de cierto nivel de compromiso con la pareja más que como una táctica de seducción. Además, consideran el beso como un medidor del avance de la relación mientras que en los hombres no sucede lo mismo. A su vez, las mujeres disfrutan de los besos antes, durante y después del acto sexual ya sea en relaciones efímeras o en relaciones a largo plazo; mientras que los hombres tienden a evitar los besos después del acto sexual cuando tienen una relación efímera.

Más hombres que mujeres utilizan el beso para sellar una pelea o como gesto de reconciliación.

3. Los hombres se siente más seguros para forzar una relación sexual si han sido besados por su compañera mientras que muchas mujeres encuentran placentero ser besadas en contra de su voluntad. ¿Por qué? Como para los hombres besar suele ser una táctica de seducción, consideran que así pueden disminuir las reticencias de su pareja a mantener relaciones sexuales.

Sin duda alguna, el arte de besar es diferente en ambos sexos pero conocer sus secretos contribuye a comprendernos cada día mejor.


Fuentes:
Hughes, S.; Harrison, M. A. & Gallup, G. G. (2007) Sex Differences in Romantic Kissing Among College Students: An Evolutionary Perspective. Evolutionary Psychology; 5(3): 612-614.
Gulledge, A.K., Gulledge, M.H., and Stahmann, R.F. (2003). Romantic physical affection types and relationship satisfaction. The American Journal of Family Therapy, 31, 233-242.
Fisher, H. (1983). The Sex Contract. New York: Quill.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/10/hombres-y-mujeres-besan-de-forma.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada