lunes, 17 de octubre de 2011

Más menús para el amante del Siglo XXI

Y así llegamos al final de nuestras recomendaciones para una comida realmente afrodisiaca, que te garantice un desempeño digno de actor porno, pero con la sabiduría de un Casanova de estar por casa. Buen provecho.

Chile. Es bien conocida la capacidad del chile (o ají, o pimiento picante) para acelerar los latidos del corazón, lo que desde luego viene bien para calentar motores. Los chiles son ricos en capsaicina, el químico que provoca una sensación ardiente. Ello se debe a que es un agente termodinámico, que acelera tu metabolismo: te da más energía al mismo tiempo que aporta estamina y potencia la capacidad de tu cuerpo para quemar calorías. La capsaicina, además, es un excelente solvente de las grasas, lo que ayuda a incrementar la sensación de tu piel. Besa a alguien después de morder un jalapeño, y notarás la diferencia. Eso sí: nunca toques las partes sensibles de una mujer después de haber tocado un chile?

Comidas aromáticas. De la vista nace el amor, dicen, pero la verdad es que el deseo entra antes por la nariz: está probado científicamente que mucha gente que pierde el sentido del olfato, pierde el apetito sexual. Los olores potencia el libido. Ciertos aromas incrementan hasta en un 40% el bombeo sanguíneo al pene: lavanda y pastel de calabaza hacen dura competencia al Viagra. Un efecto similar se produce en las mujeres con los olores de caramelos de regaliz, pepino y talco para bebé (¡).

No sabemos cómo introducir el talco para bebé en una cena romántica sin que ello implique peligrosas metáforas, pero ya sabemos que ya pensarás en algo?


Fuente: http://blogellos.com/mas-menus-para-el-amante-del-siglo-xxi/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada