jueves, 3 de febrero de 2011

La satisfacción sexual femenina y la edad


Envejecer es un proceso normal, por el cual todas deberemos pasar en algún momento. Pero? ¿qué sucede con nuestra sexualidad cuando vamos adquiriendo algunos años? Investigaciones recientes nos brindan nuevas esperanzas, con el paso del tiempo al contrario de la creencia popular, todo no tiene por qué adquirir tintes grises.

Casi dos tercios de las féminas que son atendidas en las consultas de urología reportan algún tipo de disfunción sexual pero, curiosamente, los problemas relacionados con el orgasmo son más significativos entre las féminas de 18 a 30 años en comparación con las mujeres que se encuentran entre los 31 y los 54 años.

Estos resultados provienen del análisis de un total de 587 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 95 años que fueron atendidas en una clínica urológica de New Jersey. En esta investigación se abordaron seis problemáticas sexuales: la falta de deseo, el nivel de excitación alcanzado, la falta de lubricación, los problemas orgásmicos, la falta de satisfacción y el dolor durante el coito.

Los investigadores hallaron que el grupo femenino sexualmente más activo era aquel que iba desde los 31 hasta los 45 años, seguido por las féminas entre los 18 y los 30 años. Además, el principal problema sexual fue la falta de deseo, que se presentó en un 47% de la muestra; seguido por problemas con el orgasmo (45%), dificultades para excitarse (40%), insatisfacción (39%), falta de lubricación (37%) y por último, el dolor coital presente en el 36% de las féminas.

Pero uno de los resultados más interesantes se mostró cuando se analizaron los principales problemas sexuales en relación con las edades:

18-30 años: orgasmo (54%), deseo (36%) y satisfacción (28%)

31-45 años: deseo (48%), orgasmo (43%) y satisfacción (40%)

46-54 años: deseo (65%), satisfacción (53%) y orgasmo (48%)

55-70 años: deseo (77%), orgasmo (66%) y satisfacción (65%)

Más de 70 años: deseo (96%), satisfacción (88%) y orgasmo (87%).

Continuando con los datos estadísticos, otra investigación realizada en 295 mujeres australianas con edades comprendidas entre los 20 y los 65 años (todas sexualmente activas); mostró que la satisfacción sexual se relaciona con el bienestar y la vitalidad. Pero? la satisfacción sexual no se correlacionó con la cantidad de encuentros sexuales mantenidos ni con la presencia o no de una pareja. Al contrario, los investigadores notaron que aquellas féminas que se resistían a hablar de su sexualidad y que se sentían incómodas ante estos temas; se mostraban menos satisfechas sexualmente que las mujeres que hablaban abiertamente de estos tópicos.

A partir de estos datos podemos arribar a algunas conclusiones: si bien la llegada de la menopausia puede provocar algunas dificultades orgánicas como la sequedad vaginal o la disminución del deseo sexual debido a cambios hormonales; la satisfacción sexual femenina depende de nuestra actitud ante la sexualidad y del conocimiento de nuestro propio cuerpo. Precisamente, el autoconocimiento corporal es uno de los factores que mejora con el paso del tiempo, aprendemos a conocernos y sabemos con exactitud cuáles son los puntos más eróticos. Así, seremos capaces de conducirnos no solo a una mayor cantidad de orgasmos sino a experiencias sexuales más intensas.

El paso del tiempo no tiene porqué afectar nuestra sexualidad; si bien es necesario cambiar algunos hábitos, lo cierto es que cada edad tiene su encanto, depende de nosotras extraerlo y disfrutarlo.



Fuentes:
Sammy E. et. Al. (2010) Female sexual dysfunction in urological patients: findings from a major metropolitan area in the USA. BJU International; 106(4): 524-526.
Davison, S. L. (2009) Sexually Satisfied Women Have Better General Well-Being and More Vitality. Journal of Sexual Medicine; 6(10): 2690-2697.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/01/la-satisfaccion-sexual-femenina-y-la.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada