jueves, 3 de febrero de 2011

Hablar en el sexo: ¿Son oportunas las frases entre sábanas?


Todos somos diferentes, esa es una realidad que también expresamos en el momento en el cual tenemos relaciones sexuales. Desgraciadamente (o por fortuna) la personalidad no es una muda de ropa que podemos quitarnos cuando deseemos así que habrán muchas personas que griten durante el acto sexual mientras que otras se quedan mudas.

Si bien es cierto que durante la relación sexual muchas de nuestras inhibiciones desaparecen, lo cierto es que no todas pueden eliminarse; así, existen personas excesivamente tímidas que no logran pronunciar palabra mientras que otras no pueden contener su temperamento explosivo expresando todo lo que sienten en gemidos o frases.

En este sentido todo es cuestión de gustos, y los hay de todos los colores: desde aquellos que prefieren las palabras obscenas hasta los que les basta con los gemidos o los que narran hasta el mínimo detalle lo que está sucediendo y, los que prefieren hacer sexo en silencio.

Pero lo cierto es que hablar en el sexo no solo es un condimento para enrarecer la pasión sino que también es una forma para conocer las necesidades de la otra persona. En algunas ocasiones (sobre todo cuando la pareja recién comienza sus encuentros sexuales y conoce muy poco sobre los gustos del otro) hablar es importante para indicar cómo preferimos la estimulación, cuándo y en qué áreas. Por supuesto, con el paso del tiempo la pareja se va conociendo mejor y pueden optar por el uso del silencio y los gestos para indicar sus preferencias.

No obstante, el poder estimulante de la palabra es prácticamente innegable; finalmente no podemos olvidar que el mayor y más potente órgano sexual es nuestro cerebro. Así, nunca podré olvidar una frase que escuché al respecto y que resulta muy ilustrativa: ?cuando me hablan es como si metieran la mano en mi cerebro y lo disparara?.

Expresar verbalmente cuánto nos gusta algo, poner en palabras cuánto placer estamos sintiendo o incluso comentar qué desearíamos hacer en materia de sexo; de seguro son algunas frases que nuestra pareja recibirá con mucho agrado y que pueden dar un toque más excitante al sexo.

En este sentido no hay diferencias de género, también a las mujeres les agrada escuchar cuánto placer siente su compañero de cama.

No obstante, debemos ser particularmente cuidadosos en este sentido porque para muchas personas un tono de voz demasiado alto, una palabra inadecuada o el simple hecho de hablar demasiado; puede tener efectos contrarios. Así, el mejor consejo es ir evaluando el terreno de a poco o quizás traer a colación este tema con la pareja para hacernos una idea de sus preferencias. Recordemos que los peores enemigos del sexo gratificante y liberador son el miedo y los estereotipos.

Una palabra excitante en el momento preciso puede ser cien veces más excitante que cualquier caricia.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/01/hablar-en-el-sexo-son-oportunas-las.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada