jueves, 14 de abril de 2011

Sexo y menopausia: ¿Qué sucede con el deseo sexual?


Los deseos y necesidades sexuales de la mujer van transformándose a lo largo de su vida y adquiriendo peculiaridades diversas en cada ciclo evolutivo. Sin embargo, contrario a lo que algunos creen, los deseos y las necesidades sexuales no desaparecen luego de la menopausia, la histerectomía (operación quirúrgica en la que se extirpan los órganos de reproducción femeninos) o con el paso de la edad, pues los seres humanos somos seres sexuados formados para disfrutar la sexualidad de manera placentera y satisfaciendo esa necesidad básica.

Aunque es bien cierto que los deseos y la capacidad orgásmica se atenúa gradualmente con la edad, de ninguna manera cesan completamente durante el período de menopausia normal. La experiencia acumulada, el conocimiento del cuerpo y de las sensaciones más placenteras son elementos que se coadyuvan para favorecer el mantenimiento sexual durante las últimas décadas de vida en la mujer y, en consecuencia, su disfrute sexual y emocional.

Se conoce que durante el climaterio se reduce la secreción de las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona); sin embargo, la supresión de estas sustancias sobre la conducta sexual de la mujer no resulta invariable ni regular. Se ha visto que algunas mujeres durante la menopausia aumentan considerablemente su deseo sexual, hecho que ha sido explicado por la falta de freno de las hormonas ováricas sobre la testosterona femenina producida en pequeñas cantidades por las glándulas adrenales.

En relación al mantenimiento de la capacidad orgásmica posterior a una histerectomía, los estudios aseveran que aunque se extirpen los órganos relacionados con la reproducción y asociados a la capacidad sexual, la mujer mantiene los reflejos nerviosos eróticos a través del clítoris y la vagina, conservando así, invariablemente su capacidad de tener orgasmos. No obstante, debe puntualizarse que una de las problemáticas asociadas a la menopausia es la sequedad vaginal, un problema de fácil solución en nuestros tiempos.

En este sentido, se considera que la mujer durante la menopausia o cuando ha sido sometida a una histerectomía puede mantener inmodificada, aumentada o disminuida la capacidad y actividad sexual; pues la reducción del deseo sexual no va a depender exclusivamente de éstas alteraciones, sino por el contrario será provocado por otros factores psicológicos y sociales asociados a este cambio biológico.

Por lo tanto, el binomio sexo y menopausia no tiene porque ser negativo. Es importante que aprovechemos nuestra experiencia sexual, nuestro erotismo y las artes más diversas de la sexualidad para enfrentar eventos de este tipo, recordando siempre que el deseo sexual depende sólo de nosotras.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/04/sexo-y-menopausia-que-sucede-con-el.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada