jueves, 2 de diciembre de 2010

Tratamiento de la ansiedad en las disfunciones sexuales: Las opciones del Centro Manuel Escudero



La ansiedad es una problemática muy extendida, se estima que actualmente un 20,5% de la población mundial sufre de ansiedad en alguno de sus diferentes niveles. La ansiedad originalmente se presenta como un mecanismo de alerta contra un peligro potencial, este estado de alerta hace que nuestro sistema adrenérgico se active, disparándose los niveles de adrenalina que nos permiten estar activos, atentos e hipervigilantes.

Este mecanismo de respuesta es perfectamente normal y nos permite evadir algunas situaciones peligrosas pero llega un punto en que este estado de alerta se hace patológico, entonces se vivencia la ansiedad generalizada, una sensación de carácter difuso donde se experimenta angustia, miedo y deseos de escapar; si bien la persona que lo sufre generalmente no puede identificar claramente el peligro o la causa de este sentimiento.

Como puede presuponerse, la causa de base de muchas disfunciones sexuales masculinas descansan en un patrón de respuesta ansioso. Esta idea no es nueva, de hecho Masters y Johnson ya postulaban que la presencia de ansiedad era un obstáculo para alcanzar la excitación sexual precisamente porque las personas comienzan a interpretar estos momentos de intimidad como situaciones amenazantes. En épocas más recientes se ha podido establecer que la ansiedad interfiere con el funcionamiento del sistema nervioso autónomo, evitando las respuestas fisiológicas de la excitación sexual.

Un estudio reciente realizado en un total de 200 personas mostró que las dos disfunciones sexuales más frecuentes eran: el deseo sexual hipoactivo y la eyaculación precoz. Cuando se analizaron los niveles de ansiedad pudo apreciarse que el deseo sexual hipoactivo se relacionaba con la ansiedad-estado (es decir, la ansiedad situacional provocada por algún hecho en concreto). Sin embargo, cuando se analizaron los datos correspondientes a la eyaculación precoz, se apreció una correlación con la ansiedad rasgo (aquella que es intrínseca a la persona y se convierte en un patrón de respuesta ante las situaciones).

Estos datos han sido corroborados ya sea en la práctica clínica como en la investigación científica, apreciándose que la ansiedad que se desencadena por algún evento específico normalmente tiene un carácter transitorio y si bien puede dar lugar a la disfunción eréctil o a la eyaculación precoz, normalmente desencadena la falta de deseo sexual. Al contrario, las personas que son ?nerviosas?, pueden presentar una propensión mayor a padecer de eyaculación precoz.

El tratamiento para la ansiedad es muy variado, incluyendo desde la terapia farmacológica hasta las técnicas eminentemente psicológicas. Determinar cuál es el mejor tratamiento de la ansiedad es bastante difícil ya que la eficacia de estos se debe evaluar individualmente. No obstante, hablando en términos estadísticos, se ha podido apreciar que el uso de los medicamentos reporta una mejoría notable en las dos o seis primeras semanas de tratamiento. Aún así, se conoce que la mayoría de estos fármacos son eficaces sólo en los primeros seis meses de tratamiento, tiempo después del cual debe variarse ya sea la dosis o el fármaco. A esto se le suma el hecho que muchos de estos fármacos pueden producir sedación, torpeza psicomotora y amnesia anterógrada.

Al contrario, la gran mayoría de los tratamientos psicológicos, si bien muestran los síntomas de mejoría más tarde en el tiempo, han demostrado brindar una mejor recuperación a largo plazo, sin que la persona esté expuesta a los efectos adversos de los fármacos. Dentro de las técnicas más utilizadas para tratar la ansiedad se encuentran: el aprendizaje de la relajación muscular, la exposición gradual a determinadas tareas estresantes y el reconocimiento y análisis de los pensamientos ansiogénicos.

No obstante, cuando algunos casos son muy resistentes, el terapeuta puede combinar la terapia psicológica y farmacológica, de forma que el proceso de recuperación sea más rápido.

Por supuesto, en muchas ocasiones las sesiones de terapia se conjugan con la orientación en el plano sexual donde se le brindan una serie de técnicas a la persona para que aprenda a controlar la ansiedad no sólo en su vida cotidiana sino también durante el coito. En este caso se intenta fundamentalmente romper el círculo vicioso: anticipación del fracaso-ansiedad-fracaso real.

Para vencer la ansiedad y las disfunciones sexuales asociadas es importante hallar un buen psicoterapeuta, que presente una especialización o experiencia en el tratamiento de estas problemáticas. En este caso debemos cerciorarnos de que posea las credenciales oficiales que lo cualifiquen o al contrario, podremos optar por centros que aúnen cierta cantidad de especialistas y que nos brinden la certeza de que podremos hallar un tratamiento especializado en nuestra problemática.

Por ejemplo, el Centro Manuel Escudero, ubicado en Madrid, brinda atención a los problemas de ansiedad pero a la misma vez tratan las diferentes disfunciones sexuales. Este centro, con más de 25 años de experiencia, posee un equipo de psiquiatras y psicólogos que pueden poner a disposición de la persona afectada tanto la terapéutica farmacológica como la psicológica. Debe puntualizarse que el centro también ofrece consultas telefónicas o vía email.

Dentro de los servicios que ofrece, también incluyen un Curso Práctico de Técnicas de Relajación y Autocontrol Emocional, algo ideal para aquellas personas que padecen de eyaculación precoz o al contrario, se puede optar por adquirir simplemente un CD de relajación, donde se brindan los pasos para lograr un estado de tranquilidad mental y física que permita controlar la ansiedad.


Más información en: www.manuelescudero.com


Fuentes:
Sánchez, C. et. Al. (2008) Las distintas disfunciones sexuales masculinas y su relación con la ansiedad y la depresión. Perinatol Reprod Hum; 22: 184-194.
Capafons, A. (2001) Tratamientos psicológicos eficaces para la ansiedad generalizada. Psicothema; 13(3): 442-446.
Masters, W.; Johnson, V. & Kolodny, R. (1995) La sexualidad humana. Barcelona: Grijalbo.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/11/tratamiento-de-la-ansiedad-en-las.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada