jueves, 16 de diciembre de 2010

La dieta y la calidad de la esperma


Hasta hace muy poco el conocimiento que se poseía sobre los factores ambientales que incidían en la calidad de la esperma era prácticamente nulo. Ahora, por ejemplo, se conoce que la dieta puede variar el sabor de la esperma, haciéndolo más ácido o más dulzón. Una nueva investigación desarrollada en la Universidad de California en Berkeley afirma que la dieta podría incidir no sólo en su sabor sino también en su calidad.

Específicamente, se demostró que existe una correlación entre la calidad del esperma y el consumo de algunas vitaminas y minerales como el folato, el zinc y la vitamina C.

Para aquellos que no lo conozcan, el folato es una vitamina del grupo B que se encuentra fundamentalmente en las verduras, las frutas y las legumbres. Según los resultados de este estudio los hombres que consumían una gran cantidad de folatos mostraban un porcentaje más bajo de espermatozoides anormales. Para ser más específicos, estos hombres no mostraban la anormalidad cromosómica que se conoce como aneuploidía y que se ha relacionado con los abortos espontáneos y con la aparición en el niño de problemas físicos y mentales. Vale aclarar que se estima que entre el 1 y el 4% de los espermatozoides de un hombre sano contienen algún tipo de aneuploidía y que la aneuploidía se aprecia en un 5% de los embarazos confirmados.

La aneuploidía (número anormal de cromosomas) da lugar a problemas como el Síndrome de Turner o el Síndrome de Down. Las causas de la aneuploidía no se conocen con exactitud, pero algunos especialistas apuntan hacia los tratamientos de quimioterapia y la exposición a ciertos pesticidas. También se han encontrado otros indicios que apuntan hacia la edad del padre y factores relacionados con el estilo de vida, como el consumo de alcohol y café y el hábito de fumar.

Debe aclararse que este estudio no es el único de su tipo, de hecho investigaciones anteriores han puntualizado que es necesario que los hombres cuiden su dieta en aras de proteger su fertilidad; sobre todo incluyendo micronutrientes. Se conoce que ingerir una cantidad adecuada de antioxidantes (vitaminas C y E y betacarotenos) puede mantener la movilidad adecuada de los espermatozoides.

La cantidad diaria de folato que se recomienda para los hombres de más de 19 años es de aproximadamente 400 microgramos, algo que puede obtenerse fácilmente consumiendo espinacas crudas, cereales o verduras.


Fuente:
Eskenazi, B. et. Al. (2005) Antioxidant intake is associated with semen quality in healthy men. Human Reproduction; 20(4): 1006-1012.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/12/la-dieta-y-la-calidad-de-la-esperma.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada