jueves, 2 de diciembre de 2010

La sequedad vaginal: Un problema de fácil solución


Durante la menopausia la sequedad vaginal es una de las problemáticas más comunes que suelen padecer las féminas. Con esta dificultad, las relaciones sexuales llegan a ser molestas e incluso dolorosas y si no se toman medidas, la calidad de la vida sexual se encuentra rápidamente afectada.

Si bien con el desarrollo al cual hemos arribado en el área de la salud humana a muchos puede parecerle impensable que esta dificultad pueda convertirse en un impedimento serio para la relación sexual; lo cierto es que actualmente solo una mujer de cuatro que padece sequedad vaginal, acude a un especialista en busca de ayuda.

La sequedad vaginal se produce fundamentalmente durante el periodo menopáusico debido a la disminución de los estrógenos. Si bien debe puntualizarse que durante el embarazo, después del parto o en el período de lactancia el proceso de humidificación vaginal también puede verse alterado; sin embargo, cuando los niveles hormonales vuelven a la normalidad, el problema desaparece.

Un factor que muy pocas veces se tiene en cuenta pero que puede desencadenar la sequedad vaginal es el estrés ya que éste provoca un aumento en la liberación de cortisol en la sangre, que a su vez produce un desequilibrio en las demás hormonas.

Sus principales síntomas son: picor, sensación de quemazón, irritación, escozor y la consabida molestia sexual al practicar el coito debido a la falta de lubricación que favorece los movimientos del pene al interior de la vagina.

Uno de los tratamientos más eficaces para combatir la sequedad vaginal es la utilización de estrógenos ya que estos no solo eliminan este problema sino que además contribuyen a aumentar o mantener el grosor de la vagina (una de las dificultades que trae aparejada la menopausia) y restauran el pH normal de la piel. Por supuesto, el uso de cremas vaginales, óvulos o gel son otras formas de combatir la sequedad vaginal.

Independientemente de los medicamentos y cremas, existen alimentos como la soya que contienen sustancias vegetales llamadas isoflavonas que imitan ligeramente la acción de los estrógenos. Por lo tanto, una dieta con alto contenido de soya contribuirá a mejorar los síntomas de la resequedad vaginal.

Lo más importante en este sentido es buscar la ayuda especializada y no resignarse a perder poco a poco el placer de la sexualidad.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/12/la-sequedad-vaginal-un-problema-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada