jueves, 2 de septiembre de 2010

¿El sexo realmente vende?


El mercado de la pornografía está constantemente bajo nuestros ojos y resulta bastante usual encontrarnos bombardeados por imágenes porno, sobre todo cuando navegamos por la red. Mujeres espléndidas y hombres tonificados se ven por doquier en este tipo de videos y sin lugar a dudas, al menos en un primer momento, atraen la atención y venden? ¿o no?

Lo cierto es que la relación entre sexo y ventas no se rige por el principio ?mientras más hay, mejor es?. Un poco de porno puede complacer y resultar excitante pero un bombardeo de información e imágenes porno puede destruir y causar efectos totalmente contrarios. O al menos así lo afirman investigadores de la Universidad Estatal de Iowa.

Estos investigadores han descubierto que los espectadores de escenas de sexo o de violencia explícita recuerdan mal los spot publicitarios hasta las 24 horas sucesivas. Así, los científicos hacen caer un mito que parece campear entre los productores de cine porno e incluso entre los publicitas más renombrados: el sexo vende. Obviamente no es así, o por lo menos, no siempre.

El estudio en cuestión incluyó a personas con edades comprendidas entre los 18 y los 54 años reclutando a una muestra representativa de la audiencia media norteamericana. Cada participante debía ver un espectáculo televisivo que contenía los mismos 12 anuncios publicitarios, lo único que cambiaba de un grupo al otro era el contenido de los programas.

Los participantes que fueron expuestos a la visión de un spot publicitario durante una programación normal de televisión (sin escenas de sexo ni violencia) recordaban mejor la publicidad que aquellos que observaron escenas crudas y excitantes.

Idénticos resultados fueron obtenidos anteriormente por investigadores del University College of London solo que esta vez los participantes fueron estudiantes universitarios con edades comprendidas entre los 18 y los 31 años. No obstante, este estudio apunta que la pérdida de la memoria se evidenció de forma más acusada en las féminas.

Por supuesto, puede ser que el sexo y la violencia capturen tanto la atención que logren desvirtuarla del resto de los elementos pero también puede hallarse otra explicación: las emociones fuertes dañan directamente la memoria.

Ya sea por una explicación u otra, lo cierto es que el sexo y la violencia en la televisión provoca que los espectadores sean menos propensos a comprar los productos ya que no recuerdan los spot publicitarios.

Así, quizás los publicistas deberían revisar sus campañas y preguntarse qué parte del spot captura realmente la atención: el producto o el modelo ;-)

Fuentes:
Bushman, B. J. (2010) Violence and Sex in Television Programs Do Not Sell Products in Advertisements. Psychological Science; 16(9): 702-708.
Parker, E. & Furnham, A. (2007) Does Sex Sell? The Effect of Sexual Programme Content on the Recall of Sexual and Non-Sexual Advertisements. Applied Cognitive Psychology; 21(9): 1217-1228.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/08/el-sexo-realmente-vende.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada