miércoles, 2 de noviembre de 2011

El mejor remedio contra el alcohol: fresas

El alcohol tiene ventajas visibles (ese vitalidad, esa lubricación social, esa destrucción de la inhibiciones), pero también tiene ventajas invisibles: lo que hace, lenta e inexorablemente con tus órganos internos. Un castigo del que la mayor parte se la lleva el estómago.

La ciencia llega en tu auxilio, y para que ni pierdas ese importante rito de cada fin de semana (¿por qué en nombre de Baco habríamos de renunciar al alcohol?) ha hecho un descubierto fundamental para la sobrevivencia de tus órganos internos: las fresas son un excelente remedio contra alguno de los efectos del alcohol.

De momento, este descubrimiento se ha probado en ratas de laboratorio. El consumo de fresas en inocente ratas alcoholizadas ha demostrado tener efectos benéficos. ¿Qué tiene que ver eso contigo? Ratas, seres humanos y borrachos compartimos el mismo tipo de estómago.

¿En qué consiste el efecto de las fresas? Una dieta rica en fresas tiene un efecto beneficioso en el estómago gracias a que producen radicales libres y otras especies reactivas del oxígeno. En la presencia de estos elementos se reduce la formación de úlceras en el estómago.

Las úlceras son una de las secuelas asociadas a padecimiento provocados por la ingesta de alcohol, como la gastritis o la inflamación de la mucosa gástrica.

Además de prevenir los efectos nocivos del alcohol, la ingestión de fresas también previene las úlceras provocadas por infecciones virales y por medicación antiinflamatoria (como la aspirina) y la usada contra la Helicobacteria pylori.

Es tiempo de que los bares incluyan una canasta de fresas como parte de los snacks.


Fuente: http://blogellos.com/el-mejor-remedio-contra-el-alcohol-fresas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada