jueves, 21 de octubre de 2010

El Hentai: una moda porno que se impone


Si por algo son famosos los japoneses es debido a su creatividad en el terreno del sexo. Así, no es de extrañar que el fenómeno Hentai haya surgido de su mano. Para los desconocedores de la temática, les adelanto que el Hentai no es ni más ni menos que la versión porno del Manga o el Anime, una forma de diseñar los dibujos animados. Lo cierto es que más allá de los límites de Japón, el Hentai está causando furor en todo el mundo. ¿Por qué? Quizás porque los límites de la realidad se hacen vagos y pueden apreciarse los personajes más extravagantes que muchas veces asumen formas de animales de fábulas o de cuentos de terror.

Pero? ¿de dónde salen estos personajes imaginarios? La razón es muy sencilla: en Japón se prohíbe la demostración explícita del sexo entre personas así que los diseñadores creativos han optado por personajes mitológicos. En Europa el Hentai se ha expandido de la mano de muchos sitios pornográficos que facilitan la descarga gratuita de este tipo de material; si bien a una buena parte de sus consumidores les resulta más atrayente el sexo entre personas.

El Hentai tiene tres grandes géneros: el Het, donde se muestran relaciones heterosexuales; el Yahoi que contiene las relaciones homosexuales masculinas y el Yuri que representa las relaciones homosexuales femeninas. Vale puntualizar que una buena parte del Yahoi (sexo entre hombres) que se realiza en Japón no va solamente enfocado al mercado homosexual sino al mercado femenino, ya que muchas féminas japonesas reconocen lograr una gran excitación a partir de las relaciones sexuales entre hombres.

Algunos especialistas afirman que el Hentai no es una simple pornografía que permite disfrutar relajadamente sino que promueve comportamientos sexistas, pedófilos y aberrantes. De hecho, algunos de los fetiches del Hentai se encarnan no solo en los monstruos con tentáculos que penetran sino también en comportamientos sexuales zoofílicos o incestuosos. También existe el Lolicon, historias que involucran a personajes femeninos que tienen rasgos faciales infantiles con un físico de mujer adulta. El equivalente masculino es el Shotacon.

No obstante, los consumidores de Hentai afirman que su motivación hacia este producto se debe a la posibilidad de dejar volar la imaginación con personajes que en la vida real no existen o que están fuera de su alcance. De hecho, otros especialistas en sexualidad afirman que ver comportamientos sexuales relacionados con las parafilias permite volar la imaginación de forma que la persona no siente la necesidad de practicarlo en la vida real.

Particularmente considero que es erróneo tanto diabolizar al Hentai como eximirlo de todas las culpas ya que éste género puede tener efectos muy diversos según la persona en cuestión. Efectos que también podrían ser desencadenados por un filme que pasan por la tv o por un video juego.

Independientemente de los contenidos más ?fuertes? que se representan en el Hentai, lo cierto es que también existen videos más ?suaves?, que realmente no se apartan mucho de un filme porno común y corriente, utilizando las mismas historias y los escenarios trillados. Incluso, existen algunos dibujos que se muestran con las zonas genitales desdibujadas, por lo que dejan un buen espacio a la fantasía.

Sin lugar a dudas será una moda que aún tiene un largo camino por delante, quizás porque el mercado porno está demasiado saturado de las archiconocidas imágenes explícitas por lo que cualquier desviación de la norma (aunque venga de la mano de un dibujo animado), será bienvenida.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/10/el-hentai-una-moda-porno-que-se-impone.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada