lunes, 11 de octubre de 2010

Descubriendo las zonas erógenas (parte 2)

Seguimos haciendo un repaso por aquellas zonas del cuerpo que vale la pena saber tocar para incrementar al máximo el estímulo durante una relación sexual. A continuación te sigo contando cuales son las más sensibles zonas erógenas del cuerpo.

Boca y lengua. Como sabrás, los besos son parte fundamental de un gran erotismo y eso se debe a la sensibilidad de estas dos zonas.

Zona axilar y cara interna del antebrazo. Aquí funciona la estimulación manual y suave. La sensación de placer proporcionada por las caricias en esta zona puede ser muy grande, aunque hay que tener cuidado de no hacer cosquillas.

Dedos. Los dedos funcionan como zonas erógenas a dos niveles. El primero a nivel táctil: muchas personas disfrutan de la estimulación oral de sus dedos. El segundo visual: también son varios los que disfrutan de ver a su pareja mientras coloca dedos propios o ajenos en su boca.

Columna vertebral. Finalmente hay que mencionar que a los costados de la columna tenemos nervios que son muy sensibles a la estimulación manual u oral subiendo y bajando a lo largo de la espina dorsal.

La próxima seguimos descubriendo más zonas erógenas. 

Fuente: entremujeres | Imagen: paperblog


Fuente: http://blogellos.com/descubriendo-las-zonas-erogenas-parte-2/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada