jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Cuál es el modelo ideal de relación de pareja?


Esta fue la pregunta que le hicieron a 2.500 españoles y la respuesta fue bastante inesperada. El 20% de las personas entrevistadas por la agencia online para la búsqueda de pareja Parship afirma que su relación de pareja ideal es aquella en la cual ambos miembros acepten que la otra persona pueda tener una aventura.

Ante la pregunta de por qué ésta sería una relación de pareja ideal los entrevistados respondieron que el hecho de salir con otras personas afianza los lazos afectivos en la pareja, impide que aparezca la rutina y enriquece la vida sexual de ambos. Vendría siendo algo así como la sal de la vida, un condimento esencial para luchar contra la monotonía y sentirse libres.

No obstante, esta encuesta aún provee otros resultados aún más interesantes ya que este modelo de relación ideal es compartido mayormente por las personas de más de 35 años y por las féminas, apreciándose un 22% de mujeres que prefieren mantener relaciones abiertas, frente al modesto 15% de los hombres.

Por demás, un 20% de los encuestados afirmaba que las relaciones largas no aportaban nada de especial y que preferían vivir cada momento al máximo sin extenderse más allá del ?tiempo prudencial?.

Por supuesto, todas las personas no comparten estas opiniones ya que el 40% de los entrevistados afirma que busca una relación estable en el tiempo pero de ellos solo el 20% espera terminar en boda.

Estos datos me impulsan a cuestionarme qué sentimientos se encuentra en la base del modelo ideal de relación de pareja. ¿No deseamos comprometernos por miedo a resultar dañados o asumimos una relación abierta como una decisión consciente y madura?

Erich Fromm afirmaba en su libro ?el arte de amar? que el amor encierra la paradoja de dos seres que se transforman en uno pero continúan siendo dos. El amor maduro se traduce en la correspondencia de espacios comunes manteniendo los espacios propios, es la entrega sin condiciones y sin la pérdida de uno mismo.

Pero el amor también es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de la otra persona. Así, Fromm nos devela otra de sus facetas: la responsabilidad; entendiéndose ésta como la preocupación por el otro, el estar atentos a sus necesidades físicas y psíquicas.

Así, estoy a favor de las relaciones abiertas cuando éstas se asumen con madurez, como una forma de libertad que verdaderamente puede hacer crecer a ambos miembros de la pareja ya sea en el plano sexual o emocional. Pero no comparto la idea de las relaciones abiertas cuando éstas esconden en su base el miedo al compromiso y a asumir la responsabilidad por el cuidado y el amor a la otra persona. Creo que toda decisión madura, discutida y consensuada al interno de la pareja (sea la decisión que sea) solo puede aportar una mayor solidez a la relación pero toda decisión impuesta (ya sea por la fuerza física o emocional) o las elecciones motivadas por los comportamientos de moda o por el desconocimiento de uno mismo, pueden resultar dañinas al cabo del tiempo.


Fuente:
s/a (2010) Contigo y sin ti. Sexologies; 39: 7.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2010/11/cual-es-el-modelo-de-relacion-de-pareja.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada