viernes, 25 de mayo de 2012

Los hombres de verdad terminan después

En una olvidada y muy mala película, el ahora todopoderoso Alec Baldwin le decía al actor que interpretaba a su hijo que los modales en el sexo son los mismos que en la mesa: ?Nadie debe ir por postre habiendo saltado el segundo plato?. Una máxima que podemos transcribir como el encabezado de este post: ?Los caballeros terminan después?,

?Eyaculación precoz?, ?Gatillazo?, Chanfle… La verdad es que el orgasmo masculino tiene muy pero que muy mala prensa. El desastre es una constante previa a cualquier relación, algo que se tiene en mente constantemente. Pareciera que la virilidad es algo que se pone a prueba en cada relación sexual.

¿Cómo salir de ese círculo vicioso que es la obligación del ?rendimiento? masculino?

La respuesta es sencilla, pero requiere de tiempo y esfuerzo para poder llevarla a cumplimiento: en la cama hay que ser amable. Esto es: nunca ir por el postre si ella sigue en el guisado. Esto es: nunca terminar antes.

Las buenas maneras se trasladan de la mesa a la cama, y crean todo un ambiente de confianza el que es imposible fracasar, pues ya no se trata de que ella tenga en mente que vamos por los nuestros con la defensa dispuesta a ir por el penal… No: siempre que nos esmeremos que termine antes, ella sabrá que toda la alineación trabaja por este y por el próximo partido. Y si nos vamos en cero en este marcador, siempre habrá oportunidad de una excitante revancha...


Fuente: http://blogellos.com/hombres-etiqueta-cama-relaciones/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada