jueves, 26 de mayo de 2011

Nuevo tratamiento para la disfunción eréctil


La disfunción eréctil es un trastorno que aqueja a millones de hombres en todo el mundo. Uno de los tratamientos para la disfunción eréctil más extendidos es la ingesta de fármacos como la Viagra y el Vizarsin; sin embargo, se conoce que los efectos son pasajeros.

Ahora un nuevo tratamiento para la disfunción eréctil ha sido descubierto si bien muchos hombres se lo pensarían dos veces antes de someterse al mismo. El tratamiento en cuestión viene de la mano de investigadores israelitas que han demostrado que shock eléctricos de baja intensidad ayudan a combatir la disfunción eréctil de origen vascular.

El experimento se desarrolló en un total de 20 hombres con una edad media de 56 años que sufrían de disfunción eréctil moderada desde al menos 35 meses, de los cuales 15 mostraron una mejoría notable; si bien posteriormente continuaron el tratamiento con un inhibidor de la fosfodiesterasa-5.

Pero? ¿cómo funciona este tratamiento para la disfunción eréctil? Los investigadores afirman que shock eléctricos de baja intensidad inducen la regeneración de las venas coronarias más pequeñas.

En cada sesión se realizan pequeños shocks eléctricos en la zona del pene de aproximadamente tres minutos, localizando cinco áreas anatómicas diversas. Debe aclararse además, que estas ondas de choque son una décima parte menos intensas que aquellas que se usan en el tratamiento de los cálculos renales. Cada hombre se sometió a un tratamiento de tres semanas, con dos sesiones semanales. Después de un descanso, se repitió nuevamente el ciclo. El grado de disfunción eréctil se evaluó antes de iniciar el tratamiento y cuatro semanas después de concluido el mismo.

Al finalizar pudo apreciarse que el 75% de los hombres que se sometieron a este tratamiento para la disfunción eréctil habían mejorado de al menos 5 puntos en la Escala Internacional para evaluar el grado de disfunción. Siete de ellos mostraron una mejoría del 35%, es decir, más de 10 puntos en la escala. Lo más interesante fue que seis meses después 12 de estos hombres abandonaron el medicamento inhibidor de la fosfodiesterasa-5 pues no lo necesitaban más.

Obviamente, este tratamiento aún está en experimentación y se necesitan estudios más profundos pero se perfila como una buena idea para resolver la disfunción eréctil sin el uso de medicamentos y presentando efectos positivos a largo plazo.


Fuente:
Vardi, Y. et. Al. (2010) Can Low-Intensity Extracorporeal Shockwave Therapy Improve Erectile Function? A 6-Month Follow-up Pilot Study in Patients with Organic Erectile Dysfunction. European Urology; 58(2): 243-248.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/05/nuevo-tratamiento-para-la-disfuncion.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada