jueves, 12 de mayo de 2011

La genética demuestra que Eva nació primero que Adán


Según los estudios genéticos el ser humano posee un total de 46 cromosomas, de los cuales 23 provienen de la madre e igual número del padre de la criatura. La ciencia plantea además que, si el cromosoma número 23 proveniente de la madre es X y el del padre también, como resultado se obtiene un bebé XX, o sea, una niña. Por el contrario si el cromosoma número 23 del padre es una Y, se obtendrá un bebé XY, o sea, un niño.

De esta manera, se concluye que el sustento biológico de base en el ser humano es femenino, pues el cromosoma X de la madre siempre estará presente. De esta forma, todos los seres humanos en principio fueron creados como niñas, y posteriormente, dependiendo del cromosoma aportado por el padre evoluciona en un hombre o mujer, es por ello, que los hombres mantienen ciertas características femeninas como los pezones y las glándulas mamarias.

Las investigaciones demuestran que entre las 6 y 8 semanas de gestación, el feto aún no tiene definido el sexo, por lo que potencialmente puede desarrollar tanto genitales femeninos o masculinos. Al respecto, se destaca el criterio del científico alemán Gunther Corner, quien fue uno de los primeros en afirmar que la identidad sexual se forma entre las 6 y 8 semanas después de la concepción.

Sus estudios demostraron que si un feto es genéticamente masculino (XY) desarrollará células especiales que activarán la producción de testosterona (hormona masculina), hasta desarrollar los testículos y el cerebro del niño; ocurriendo el mismo proceso en caso de ser el feto femenino (XX), ante lo cual se activaría la producción de la hormona femenina, formándose todos los rasgos de una niña.

Estos estudios han explicado incluso algunas de las posibles causas de la homosexualidad. En este sentido destacan, que si el número de hormonas de uno u otro sexo que se necesita para formar todos los rasgos del bebé resulta insuficiente, la formación de los genitales estará completa; sin embargo, el desarrollo del cerebro estará bajo la influencia prioritaria de las hormonas del otro sexo, por lo cual el bebé compartirá patrones y pensamientos del otro género.

Al respecto, Allan y Barbara Pease en su libro ?Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas?, estiman que cerca del 15% o 20% de los hombres tienen cerebros femeninos, y que cerca del 10% de las mujeres poseen un cerebro masculino.

Vaya, que es una excelente manera de entender que piensa realmente el sexo opuesto.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/05/la-genetica-demuestra-que-eva-nacio.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada