lunes, 9 de mayo de 2011

Bañarse en pareja, una salida a la rutina

¿Buscando romper la rutina de pareja? Pues la solución está en casa y en una parte muy específica: el baño. Una ducha en pareja rompe con la cotidianeidad y le da un toque de color a las relaciones íntimas sacándolas de la alcoba para llevarlas a la ducha.

?Es un buen recurso para comenzar el juego amoroso. [?] En el ámbito de la cama y por la rigidez que adquieren los roles sexuales, se hace difícil la flexibilidad para una dinámica de cambio? asegura el sexólogo Walter Ghedin. ?Los sexólogos recomendamos este juego para darle primacía al erotismo. De alguna manera, es necesario salir de la rutina de la cama y de su comodidad para dar énfasis al movimiento y cambio? asegura su colega Sandra Lustgarten.

Es que tanto un baño de inmersión o una ducha compartida ofrecen una salida a la rutina de pareja. Para experimentarlo, hay que tener en cuenta dos cuestiones fundamentales. La primera de ellas es que el agua tiende a llevarse la lubricación natural con lo cual el acto puede ser algo ?áspero? sino se utilizan lubricantes.

Lo segundo es que una ducha o una bañera ofrecen un espacio limitado y estrechan un poco las posibilidades de poses y movimientos, por lo cual hay que recurrir al ingenio (y un poco a la elasticidad del cuerpo de uno) para poder aprovechar este recinto para intimar. Después de eso, ¡a gozar!

Fuente: entremujeres


Fuente: http://blogellos.com/banarse-de-a-dos-una-salida-a-la-rutina/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada