viernes, 2 de marzo de 2012

Tener religiones diferentes no es malo para tu relación

Aunque pueda parecer lo contrario, que tu chica tenga una religión distinta a la tuya (o que tú la tengas y ella no, o que tu no la tengas y ella sí) no es un obstáculo insalvable para una relación. Profesar diferentes fes o poseer diferentes visiones sobre el mundo espiritual (o su ausencia) no deben ser un obstáculo para iniciar o profundizar una relación, siempre que como en toda materia de discordancias dentro de una relación, se sigan una serie de actitudes para superar las desavenencias y encontrar los puntos en común.

1. Planifica. Hay que hacer un calendario donde se presenten las fiestas y actividades de cada religión profesada dentro de la pareja, y decidir cuáles son importantes, cuáles se celebrarán en pareja y cuáles pueden ser relegadas: ¿Hay que ir a orar a la mezquita? ¿Pondrán árbol de Navidad? ¿Asistirán a un bar mitzvah?

2. Ponte en sus zapatos. Al decir que aspecto de la religiosidad deben ser compartidos, cuáles serán profesados por cada miembro de la pareja a solas y cuáles serán eliminados, ve las cosas desde su perspectiva en cada decisión que se tome, ponte en su lugar. Cómo te sentirías si?

3. Pon a tu pareja antes que a tu religión a ateísmo. La regla más importante es que, por encima de todo, está ella, y no tu culto o tu descreimiento. Nunca presiones para que las cosas se hagan o dejen de hacerse, y busca un terreno común sobre el que se puedan tomar las decisiones.


Fuente: http://blogellos.com/tener-religiones-diferentes-no-es-malo-para-tu-relacion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada