lunes, 5 de marzo de 2012

Cómo verse bien tras una noche sin dormir

Las razones para dormir mal u obviar el sueño pueden ser varias: desde una buena noche de fiesta hasta los efectos de una cena excesiva. La principal secuela, además del daño a la salud, es que la privación de sueño nos hace estar como zombis durante todo el día. ¿Cómo vernos descansados y frescos tras una noche sin dormir? He aquí algunas ideas efectivas.

1. Date una ducha. El paso más importante para verse bien tras dormir mal es un buen baño. El agua caliente te despertará, relajará tu ánimo y te hará sentir bien en general. Lo preferible para mejorar tu aspecto es usar un exfoliante sobre tu rostro al mismo tiempo que te duchas, esto reducirá tu apariencia de “enfermo”.

2. Hidrata tu piel. Tras la ducha, hay que usar productos hidratantes (cremas, lociones y otros compuestos), pues la falta de sueño produce una deshidratación generalizada.

3. Presión fría sobre tus ojos. De este modo perderán el aspecto hinchado y buena parte de las grises ojeras. Para hacerlo, deja en la nevera cucharas metálicas o bolsitas de te usadas unos diez minutos. Después, aplícalos sobre tus ojos hasta que pierdan el tacto frío.

4. Inhala suero fisiológico. Puedes usarlo para disolver la mucosidad y destapar las vías respiratorias. La falta de sueño produce congestión nasal y afecta la irrigación sanguínea de tu rostro, lo que provoca en gran medida las ojeras.

5. Masajea y comprime. A lo largo del día, realiza suaves masajes con la punta de tus dedos sobre tus parpados cerrados, y aplica de vez en cuando compresas tibias (como un paño mojado en agua tibia). Esto evita que se congestionen los capilares de tus ojos y se provoquen derrames, lo que los puede poner algo irritados y rojos.


Fuente: http://blogellos.com/verse-bien-sin-dormir/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada