miércoles, 25 de enero de 2012

Los peores tragos del mundo

A veces por hacerse el cosmopolita o por agradecer la hospitalidad de los locales, el hombre occidental se ve obligado a tomar los brebajes que otras culturas han diseñado para probar la hombría de sus miembros. La experiencia de su gusto puede ser traumática. He aquí las peores bebidas de las que diversos viajeros nos advierten.

Airag (Mongolia). Se trata de leche de yegua fermentada en piel de estómago de vaca. Una vez que llega a un contenido alcohólico del 5%, se bebe. Los locales llegan a embocarse 5 litros de este siniestro brebaje, amargo y con olor a orina de caballo.

Feni (India). Destilación de castañas de Cajú que se sirve con soda o jugo de limón. Sabe a té de hierbas medicinales, pero produce una resaca mortal y memorable.

Kvass (Rusia). Nativa de Siberia, esta fermentación de pan negro de centeno es baja en alcohol, pero de un sabor indescriptible. Es una bebida casera, aunque por toda Rusia hay grandes toneles callejeros para comprarla por unos pocos rublos.

Vino de serpiente (Vietnam). Se produce de dos formas: una de ellas es almacenar una serpiente venenosa en alcohol durante meses, hasta que el etanol neutraliza el veneno. La otra es tomar los restos de una serpiente y verter su sangre en brandy. En ambos casos el gusto es fuertemente medicinal.

Brennevin (Islandia). El aguardiente que se usa para bajar los bocados de carne de tiburón podrida y testículos de carnero no podía ser menos apetitosa: se trata de un aguardiente a base de patatas fermentadas y las semillas de alcaravea.


Fuente: http://blogellos.com/los-peores-tragos-del-mundo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada