jueves, 23 de junio de 2011

Los masajes eróticos: Vivir al máximo la sexualidad


En materia de sexualidad no hay nada como variar, romper la rutina e incluir nuevos juegos en la relación de pareja. El sexo es placer, exploración, relajación y bienestar; por eso son cada día más las parejas que se preocupan por aprender a dar masajes eróticos e incluso existe algún que otro curso que gira en torno al tema.

Los masajes eróticos abren un nuevo mundo de experiencias y son ideales tanto para las parejas que tienen dificultades sexuales como para aquellas que desean ampliar sus horizontes. El principal objetivo del masaje erótico es relajar a la otra persona, brindándole nuevas sensaciones a sus sentidos que estimulen la sensualidad y el deseo.

Toda nuestra piel está cubierta por terminaciones nerviosas por lo que el masaje erótico puede extenderse por todo el cuerpo propiciando un placer intenso y relajante al mismo tiempo. A través de esta práctica se aprende a conocer profundamente el cuerpo de la pareja y se promueve la entrega total.

No obstante, en los masajes eróticos es tan importante aprender los movimientos y las técnicas del masaje como aprender a relajarse, disfrutar del placer de ser tocado y del ambiente de intimidad que se crea.

Antes de dar el masaje es importante cuidar el ambiente, emplear una luz tenue, usar velas perfumadas y cremas para masajes propias la cosmética erótica pueden ser de gran ayuda.

Para dar un masaje erótico con los dedos existen algunas técnicas básicas de los masajes eróticos:

- Amasamiento: Consiste en levantar, apretar y enrollar la carne entre el pulgar y los dedos de una mano hasta deslizarla a la otra mano. Esta técnica es especialmente indicada para las áreas de las caderas y los muslos.

- Masaje ondulatorio: Se curvan los dedos como en un puño semiabierto y se mantiene la mitad de los dedos presionando la piel y haciendo pequeños movimientos circulares. Es recomendable para los hombros, palmas de las manos, pies y pechos.

- Acción de ventosa: En este caso se trata de movimientos rápidos y ligeros que estimulan y refrescan la piel. Consiste en golpes suaves sobre el cuerpo alternando las manos, con los pulgares hacia dentro y los dedos juntos.

- Golpecitos: Con los puños cerrados, se rebota con suavidad alternativamente el reverso de la mano contra la piel. Se aconseja aplicar al final del masaje para aumentar la excitación.

Finalmente, debe conocerse que los masajes eróticos no solo disparan la libido sino que son muy beneficiosos para la piel ya que tienen un efecto exfoliador, estimula la reabsorción de fluidos y activa las glándulas. En el caso de los músculos, los masajes eróticos mejoran la oxigenación e irrigación así como ayuda a eliminar las sustancias tóxicas. Los masajes también provocan la liberación de histaminas y acetilcolinas, aumentan los niveles de oxígeno en la sangre y excitan las terminaciones ganglionares.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/06/los-masajes-eroticos-vivir-al-maximo-la.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada