domingo, 16 de enero de 2011

Separaciones Y Divorcios? La moda del siglo XXI

Ya no me sorprende encontrar en una reunión de unas doce mujeres, a tres o cuatro de ellas separadas o divorciadas, jovenes y con hijos.

La mayoría de los casos es debido a una infidelidad provocada por el marido, no quiero decir que no ocurra también al contrario, porque también sucede aunque no sé si con la misma frecuencia, pero lo cierto es, que personalmente no me han contado tal situación.

Por desgracia me encuentro a mujeres desengañadas, abatidas, con rabia, odio e ira. Cuando me cuentan su historia es lo que me trasmiten, siguen con una gran manta pesada, que aún no se han podido quitar de encima y no les deja ver la realidad, una bonita realidad.

Vuestra vida no termina al finalizar una relación sentimental, porque cuando eso sucede es porque uno de los dos se queda atrás, ya no camina al lado del otro/a, no tiene interés ni deseo hacía su pareja. A veces el que avanza solo/a, mira hacia atrás y se da cuenta de la ?triste? situación y busca remedio, para no llegar a la ruptura. Vuelve a dedicarle el tiempo que quizás antes ya no le dedicaba, vuelve a enamorarle, a excitarle, remueve sus sentimientos lo saca de la rutina, le regala momentos inolvidables, volviendo a recordarle quien es y porque se enamoró de él o de ella. Pero esto no ha de durar sólo un par de semanas, ni un mes, esto debe de ser para siempre, la reconquista es mutua, y el interés debe ser diario y continuo y para nada forzado, si fuese así se llegaría al agotamiento, se detendría el entusiasmo, y la relación finalmente llegaría a su fin.

Pero hay quién ni siquiera se da cuenta de lo que está ocurriendo. No se paran a observar su situación sentimental, desatiende por completo a su pareja, no hay besos, ni caricias y ni hablemos de sexo de esto algunos/as ya ni se acuerdan, hace tanto tiempo que no lo practican que ni lo echan en falta.

Hay tanta monotonía, y todo es tan automático y rutinario que no se detienen a pensar, no hay comunicación, y uno de los dos acaba buscando lo que no recibe en otro lugar, en otra casa y en otro cuerpo.

Cuando todo se descubre es demasiado tarde, el daño ya está hecho por ambas partes. Una por el abandono sentimental, emocional y sexual, lento pero dañino calando profundamente en el alma del otro/a. Y otra, porque no optó por la comunicación, no confesó ni sus pensamientos, ni sus sentimientos, ni sus deseos, calló y calló. Sólo habló para anunciar que ha conocido alguien, que le da todo aquello que necesita, que satisface sus deseos, que lo vuelve loco/a, que todo se ha acabado, que comienza una nueva vida, que ya no podía más con esa soledad, con esa falta de sentimientos?

Y hay estás tú, con la boca abierta sin saber que está ocurriendo, en estado de shock, para ti todo estaba bien, todo era normal.

¿De quién es el problema? De los dos. No se repara en el otro, no se cuentan los sentimientos, la relación camina hacia el precipicio dónde finalmente caerá, siendo una caída dolorosa para ambos pero evidentemente mucho más para el que cae solo y no tiene un colchón para que el dolor sea menor.

Evidentemente el que rehace su vida, tiene una nueva ilusión.

El que se queda solo sufre, se alimenta de ira, odio y venganza. Esto no mejora su situación, le viene recuerdos, remordimientos, debería de haberme dado cuenta, de haberle dicho, de haber hecho?

Ya es tarde, la culpa no esto todo tuya, la otra parte tampoco se preocupo, en expresarte lo que sentía, se abrió a la vida y se dejó llevar, probó y se enganchó, entonces fue cuando te dejó.

Ahora tienes una nueva oportunidad en la vida, volver a sentir las mariposas en el estómago, volver a despertar con una sonrisa en la boca, a preocuparte por tu vestuario, por tu físico, por tu felicidad y si tienes hijos por la de ellos también.

El amor puede llegar de nuevo puede que sea el definitivo o puede que no, lo importante es que te sientas bien, que te traten bien y te amen como nunca.

El sexo es el que ocupará el tiempo de la rutina.

No pienses en ahora, piensa en que pasará dentro de un año o dos, no vas a estar triste siempre, es más, al final le darás las gracias por haberte regalado esa nueva oportunidad de volver a sentirte viva/o.

Y mientras viene o no viene, conócete mejor a ti misma/o, vuelve a ser quien eras, disfruta de tu sexualidad, la tienda de ?Los Secretos De Lulú? tiene todo lo que necesitas. Prepárate para ser la/el mejor amante y recuperar el tiempo perdido.

Lee el blog, conocerás nuevas ideas, abrirás tu imaginación, volverá tu curiosidad por el sexo y el placer porque ambos van juntos.

Lourdes.


Fuente: http://lossecretosdelulu.blogspot.com/2011/01/separaciones-y-divorcios-la-moda-del_13.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada