jueves, 13 de enero de 2011

¿Cómo elegir un juguete erótico?


Los juguetes para adultos están por doquier, en la calle, en Internet; al final es normal que nos decidamos y demos el gran paso de adquirir uno de ellos. Probar su textura y experimentar cuanto placer realmente pueden propiciar es una tentación.

Sin embargo, comprar el primer juguete erótico puede ser una tarea difícil y muy a menudo resulta que terminamos con un aditamento que no deseábamos. Entonces para muchas personas su experiencia con los juguetes termina en este punto. No obstante, todo no tiene porqué seguir este camino, existen algunos tips que debes conocer antes de decidirte a comprar el primer juguete erótico.

1. Decide si lo usarás en pareja o a solas. Si bien existen muchos juguetes eróticos que pueden utilizarse lo mismo durante la relación sexual que en la masturbación; lo cierto es que en muchas ocasiones los estímulos que nos resultan excitantes cuando estamos en pareja pueden no ser los mismos que nos estimulan durante la masturbación. Así, determinar el cómo se usará principalmente el juguete erótico es fundamental para decidir su diseño.

Además, si el juguete se pretende insertar en los juegos de pareja, es importante que lo elijan entre los dos. A no ser que asumas los riesgos que implican las sorpresas.

2. Conócete bien y determina qué áreas deseas estimular. Por mucho que se hable de cuánto placer provocan los vibradores que asumen la forma de pene, si sueles llegar al orgasmo a través de la estimulación del clítoris quizás sea idóneo el Sqweel (un juguete erótico que simula el sexo oral). Pero también puedes contar con el Factory Delight que por su forma curva estimula a la misma vez el clítoris y el punto G (probablemente por ello sea uno de los juguetes para adultos más vendidos en el mundo).
En resumen, comprar un juguete erótico implica conocerse bien a sí misma y saber qué es lo que nos gusta en materia de sexualidad; solo así podremos encontrar el diseño más apropiado para cada una.

3. Sé precavida con los tamaños. En muchas ocasiones (sobre todo si somos compradoras primerizas) nos vemos tentadas a adquirir las tallas mayores de los vibradores. Realmente es mucho más sensato optar por un tamaño medio y después, si es necesario, aumentar la talla. Recordemos que en muchas ocasiones la lubricación que se logra con la masturbación es mucho menor que la que se alcanza con el acto sexual por lo que un tamaño moderado suele bastar.

4. No olvides el lubricante. Siempre por la misma razón, es recomendable utilizar todos los juguetes eróticos conjuntamente con un lubricante. De esta forma se evitarán posibles daños en los tejidos sensibles de la vagina o el ano.

Recuerda que los lubricantes con base de agua son ideales porque dañan menos el juguete y el riesgo de alergia se minimiza. Además, debes tener en cuenta que los lubricantes con base de silicona son incompatibles con los juguetes eroticos de silicona y látex.

5. Infórmate sobre las experiencias de otras mujeres con el producto. Ante tal variedad de diseños en muchas ocasiones es difícil elegir, probablemente las experiencias de otras féminas pueden brindar luz sobre qué deseamos.

Tomarse todo el tiempo para elegir el juguete erótico ideal no es una tarea vana y tal afán no se debe solo al costo económico sino al hecho de que probablemente nuestro primer encuentro con estos aditamentos pueden marcar nuestras preferencias futuras, potenciando nuestra vida sexual o al contrario, deteriorándola.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2011/01/como-elegir-un-juguete-erotico.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada