jueves, 6 de junio de 2013

La pornografía en la relación de pareja: ¿Positiva o dañina?

¿El uso de la pornografía puede afectar las relaciones de pareja? Esta es una de las preguntas más frecuentes que me realizan ya que desde que surgió Internet cualquiera puede entrar y ver un vídeo porno. Para algunas parejas se trata de un hábito casi cotidiano mientras que para otras es algo impensable y genera numerosos conflictos.

Salvo algunas excepciones, la mayoría de los terapeutas no ve con buenos ojos la pornografía, así lo confirma una encuesta realizada en la revista Cosmopolitan. Según esta, el 86% de los terapeutas considera que la pornografía puede dañar las relaciones de pareja y el 90% de ellos ha confirmado que en los últimos años llegan a su consulta cada vez más parejas con problemas debido a su uso. Además, un 94% de los terapeutas ha apreciado un aumento del número de personas dependientes de la pornografía.

Pero? ¿qué es lo que sucede realmente con la pornografía? ¿Por qué afecta las relaciones de pareja?

Los mecanismos de base son diversos. En primer lugar, el 63% de los terapeutas encuestados cree que este tipo de contenidos aumenta las expectativas de los hombres sobre el sexo y esto es una suerte de bomba de tiempo dispuesta a explotar ya que, más tarde o más temprano, destruye la confianza en la relación.

Además, como la mayoría de estos vídeos están centrados exclusivamente en la genitalidad, brindan una visión reduccionista de las relaciones sexuales y aumenta la ansiedad de prestación o de desempeño por lo que los casos de Eyaculación Precoz o Disfunción Eréctil pueden aumentar.

En otras palabras, si nosotros vemos a un malabarista sobre la cuerda floja no se nos ocurriría imitarlo porque sabemos que lo hace por trabajo, que está entrenado y que tiene las habilidades necesarias. Sin embargo, esta lógica no la aplicamos a las estrellas porno sino que queremos imitarlas. Como resultado, si no lo logramos, consideramos que nuestras relaciones sexuales son insatisfactorias y disminuirá nuestro deseo sexual haciendo que el coito sea cada vez menos frecuente.

Por otra parte, hallamos el caso de quienes no ven la pornografía en pareja sino escondidos, lo cual crea aún más problemas porque la otra persona se siente traicionada, pierde la confianza en su pareja y se ve profundamente dañada la relación.

Sin embargo, debo aclarar que la pornografía no solo encierra un aspecto negativo. Muchas parejas las usan en momentos puntuales para volver a avivar la pasión. En estos casos, siempre que se haga de común acuerdo y sin intentar imitar a los actores, la pornografía puede llevar un aire nuevo a la relación.

Fuente:
Hsu, C. (2013) Disturbing New Survey Reveals How Porn is Damaging Relationships
Medical Daily.

Fuente: http://sexo-eros.blogspot.com/2013/04/la-pornografia-en-la-relacion-de-pareja.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada