lunes, 27 de febrero de 2012

Cómo devolver la comida sin enfurecer al camarero

La situación: sales a comer con alguien a quien quieres impresionar? a un sitio caro. El problema: decides usar tus dotes de conocedor gastronómico, o simple y llanamente descubres que la comida que ordenaste no es lo que se prometía en la carta. La acción: te preguntas si debes devolverla?

El dilema: has visto The Fight Club y temes quel al igual que Tyler Durden, el camarero se cabreé y tome represalias de orden escatológico sobre la nueva entrega a tu mesa. Lo que se traduce en que estarías ingiriendo fluidos y otras desagradables sustancias frente a tu cita?

¿Cómo devolver tu platillo sin cabrear al camarero?

Se trata de un problema a tres bandas. Por un lado, estás tú, que tienes derecho a recibir lo que ordenaste y disfrutarlo, En segundo lugar, está tu compañía, que no se merece los efectos de una confrontación. Y tercero, está el camarero, un profesional mal pagado que puede tomarse de manera personal la expresión de tus inconformidades.

La idea (sencilla en su planteamiento, pero dura en su aplicación) es resolver el tema con amabilididad y paciencia, de modo que nadie (y sobre todo tu estómago) no salgan heridos.

La manera de hacerlo es evitar repartir responsabilidades. Y es que en la mayor parte de los casos, un platillo inadecuado llega a la mesa debido a que el comensal no leyó el menú. De manera que la forma más sencilla y efectiva de devolver un plato es llamar a la solidaridad del camarero y evitar acusarlo: ?Sé que no es tu culpa, pero esto no fue lo que ordene??, ?Sé que no es tu culpa, pero esta sopa está fría??, ?Sé que no es tu culpa, pero este plato tiene mal sabor??


Fuente: http://blogellos.com/como-devolver-la-comida-sin-enfurecer-al-camarero/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada